La increíble imagen de un grupo de sapos "viajando" sobre una enorme pitón es furor en las redes

Ocurrió en Australia. Le llamaron la serpiente Uber por la forma de 'trasladar' a los anfibios, pero una científica explicó que no es lo que parece.
miércoles, 02 de enero de 2019 · 18:39

Una decena de sapos encima de un pitón gigante de 3.5 metros de largo escapando de una tormenta, no es una escena que se vea todos los días, pero en el agreste campo australiano todo puede pasar.

El domingo 30 de diciembre Paul  Mock se encontraban en su finca en la remota población de Kununurra en el oeste de Australia, junto a su esposa y a sus hijas. Afuera había una fuerte tormenta de más de 70 mm. 

Preocupado porque la intensidad de la precipitación desbordara su presa, el hombre se aventuró a la intemperie para llevarse una sorpresa.

"El lago estaba tan lleno que había inundado las madrigueras de los sapos, así que estaban todos afuera sentados en el pasto, había miles de ellos", contó Paul a The Guardian.

En medio de los rayos, el australiano logró ver el sorprendente fenómeno. "Monty", una gran serpiente local, se desplazaba a toda velocidad huyendo de la tormenta con todo y "Literalmente estaba moviéndose a través de la hierba a toda velocidad con las ranas colgando", relató Paul, que no perdió la oportunidad de registrar el momento en video.

Andrew, hermano de Paul, publicó una foto de la serpiente transportando sapos en Twitter, que rápidamente se volvió viral y generó bromas sobre una presunta "serpiente Uber".

"Muchos y 'muy' calientes sapos de caña tratando de hacerlo con una gran pitón olive, con otras ranas cantando alrededor", agregó la bióloga.

Así es, los sapos no estaban ahorrándose el esfuerzo de saltar a una nueva madriguera, en realidad querían aparearse con la gigantesca serpiente.

Para Rowley no es algo inusual que los sapos de caña tengan un instinto de reproducción tan desarrollado. Ella misma presenció una ocasión en la que un ejemplar macho intentaba preñar a un mango.

Los sapos de caña son considerados una plaga en el norte de Australia. En las pasadas décadas han invadido sin control el ecosistema de este a oeste eliminando especies nativas, pues son altamente venenosos.

Los granjeros de la localidad han intentado varias estrategias para detener a la especie invasora, desde formar grupos para cazarlos, hasta entrenar a sus animales para que no los coman.

Fuente: Diario Veloz 

Comentarios