Trece países de la región le pidieron a Maduro que no asuma su segundo mandato

Los cancilleres del Grupo de Lima, reunidos en Perú, exigieron nuevas elecciones en Venezuela.
sábado, 5 de enero de 2019 · 10:50

Trece representantes de las cancillerías del Grupo de Lima, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, pidieron el viernes al presidente venezolano Nicolás Maduro no asumir su segundo mandato el próximo jueves. Además, exigieron al régimen chavista que transfiriera el poder a la Asamblea Nacional hasta que se convoque a nuevas elecciones.

El único integrante del bloque que no acompañó la declaración fue México, que cambió su postura desde la asunción de Andrés Manuel López Obrador, en diciembre pasado.

Con este documento intentan frenar a Maduro, que pretende jurar el próximo 10 de enero para gobernar hasta 2025. La oposición y gran parte de la comunidad internacional -entre ellos el Grupo de Lima- denunciaron fraude en las últimas elecciones.

"La declaración adoptada por el Grupo de Lima tiene un mensaje político contundente, donde el principal es el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo período del régimen venezolano", apuntó el canciller peruano, Néstor Popolizio, quien encabezó la reunión.

En el documento, además, los trece países hacen un llamado al régimen y a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que desistan de acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos. En ese sentido, "manifiestan su profunda preocupación por la interceptación realizada el día 22 de diciembre de 2018 de una nave de investigación sísmica, por parte de la marina venezolana dentro de la zona económica exclusiva de la República Cooperativa de Guyana".

Venezuela está sumida en la peor crisis económica de su historia tras dos décadas de gobiernos socialistas caracterizadas por hiperinflación, escasez de productos básicos como alimentos y medicinas y una profunda recesión.

El Grupo de Lima reúne a los países del continente americano que consideran roto el orden democrático en Venezuela y que no reconocen la legitimidad de Maduro para seguir al frente del Gobierno por considerar ilegales las elecciones de mayo pasado donde el gobernante obtuvo la reelección por seis años más.