Salud: Crean una droga que regeneraría cartílagos con artrosis

Una nueva droga inyectable, que ayudaría a regenerar el cartílago de la rodilla en personas con osteoartritis sería aprobada en breve en los EEUU. Nathaniel “Ned” David es nombre del hombre que busca la fórmula para la regeneración de tejidos.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 23:59

Una nueva droga inyectable, que ayudaría a regenerar el cartílago de la rodilla en personas con osteoartritis sería aprobada en breve en los EEUU. Nathaniel “Ned” David es nombre del hombre que busca la fórmula para la regeneración de tejidos, en tanto Unity Biotechnology, es una empresa de biotecnología que desarrolla medicamentos dirigidos a las células senescentes (aquellas que perdieron su capacidad para dividirse y contribuyen al envejecimiento).

Esta patología afecta a 300 millones de personas en todo el mundo y no tiene marcha atrás, ya que el cartílago es un tejido que no se puede regenerar.

Esto es lo que ocurre en las rodillas cuando los cartílagos se rasgan y ya no pueden regenerarse. El medicamento para la osteoartritis que Unity Biotechnology comenzó a probar en humanos el otoño pasado busca mucho más que hacer crecer cartílago en rodillas dañadas.

Los investigadores aseguran que “es el primer paso para hacernos sentir jóvenes de nuevo”. “El envejecimiento no es un fenómeno rígido e inflexible”, dijo el bioquímico formado en Harvard y en la Universidad de California en Berkeley. Se espera que los primeros resultados de las pruebas con la droga UBX0101 sean publicados en las próximas semanas.

La ambición de David es establecer un nuevo campo científico al que llama medicina senolítica. Los senolíticos son pequeñas moléculas que pueden inducir selectivamente la muerte de las células que entraron en un estado conocido como senescencia: ya no se dividen y, en su lugar, desencadenan una inflamación crónica de bajo nivel que es perjudicial para las células circundantes.

La senescencia se asocia con una amplia gama de enfermedades que se producen principalmente en la vejez, como enfermedades cardíacas, glaucoma, accidentes cerebrovasculares y artritis. La idea, según David, no es sólo prolongar la vida, sino permitir que las personas mayores lleven una vida más saludable durante todo el tiempo que les toque estar en este mundo.