Chile reabrirá sus fronteras al turismo desde diciembre

Los visitantes de todo el mundo podrán circular por el territorio cumpliendo ciertos criterios sanitarios. El Ministerio de Salud anunció el establecimiento de protocolos que permitirán controlar eventuales contagios de COVID-19
martes, 10 de noviembre de 2020 · 13:53

A partir del mes próximo, el Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile volverá a estar abierto para el turismo internacional procedente de cualquier país. La noticia fue bien recibida por los empresarios, asociados y trabajadores del turismo de Chile, ya que forma parte esencial para la reactivación del sector. Una vez instaurada la norma que permite la reapertura de las fronteras, los visitantes no tendrán que hacer cuarentena y podrán hacer turismo libremente, pero serán controlados a través de una aplicación que monitoreará sus síntomas. “Lo más importante es el principio de trazabilidad y tenemos que tenerlo muy bien implementado antes de abrir las fronteras: todas las personas que ingresen al país, chilenos y extranjeros, van a estar en un período de vigilancia de 14 días. Van a tener que reportar sus síntomas y ubicación”, dijo Paula Daza, subsecretaria de Salud, quien agregó que las personas que no notifiquen su estado e incumplan el reporte podrán ser sancionadas.

En los últimos días fueron reportados, desde distintos puntos del país, diversas manifestaciones pacíficas alegando por la reapertura de las fronteras. La medida había sido tomada el 17 de marzo pasado, y fue una de las primeras determinaciones sanitarias que buscó evitar la expansión de la pandemia.

Daza, explicó que el documento que regulará el “paso a paso” para la reapertura, será presentado el próximo lunes. “Hemos sabido que la pandemia nos ha hecho tomar medidas muy estrictas y una de ellas ha sido el cierre de fronteras, y sabemos el dolor que ha producido para parejas y familias que no han podido reencontrarse. Es por eso que estamos preparando un protocolo que es muy estricto desde el punto de vista sanitario, que cumpla con ciertos criterios desde el punto de vista epidemiológico, para que las personas puedan venir a nuestro país, poniendo en el centro la salud de las personas”, explicó la subsecretaria.

Hace algunos días, desde la localidad de San Pedro de Atacama, comuna rural y fundamentalmente turística del norte de Chile, se desarrolló una manifestación liderada por pobladores y empresarios del rubro del turismo, quienes se dieron cita para llamar la atención de las autoridades por la compleja situación que les aqueja. En la oportunidad, Ana María Barón, arqueóloga, ex alcaldesa y empresaria de la zona declaró que la situación ya era “tremendamente compleja”. “El poblado se cerró hace 7 meses. La realidad a nivel nacional está marchando en las fases para la reactivación económica y aquí se nos niega la posibilidad de trabajar”, reclamó.

A otros a quienes les llega como una gran noticia el anuncio es a los empresarios turísticos del sur, específicamente en las comunas de la región de La Araucanía, como Puerto Saavedra, Teodoro Schmidt, Carahue, Nueva Imperial, Freire, Pitrufquén, Gorbea, Loncoche, Pucón, Lican Ray y Villarrica, ya que en ellas, tendrá lugar un eclipse total el próximo mes de diciembre. Por lo tanto, la oportunidad de ofrecer paquetes turísticos es una opción que aún es posible, eso sí, la subsecretaria fue enfática en que deberá cumplirse con las disposiciones para evitar contagios e idealmente, no estar en fases de confinamiento que impidan el libre tránsito. “Esperamos que de aquí a ese periodo, ya se haya avanzado a etapas más progresivas, a Preparación o Apertura Inicial, porque para poder trasladarse de una comuna a otra comuna, la comuna a la que se van a trasladar las personas tiene que estar al menos en la Etapa de Preparación (Fase 3), tenemos que esperar cómo va evolucionando la región de La Araucanía. Esperemos que así sea y que estén en etapas más avanzadas del Paso a Paso”, concluyó.

La industria del turismo en Chile, ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis social, primeramente y luego con la llegada del COVID-19. Una tormenta perfecta que la llevó a la peor crisis de la historia, a juicio de Ricardo Margulis, Presidente de la Federación de Empresas del Turismo de Chile. “Así de profundo es el impacto que ha sufrido nuestro sector a partir del estallido de violencia que se registró desde el 18 de octubre pasado, y que luego adquirió dimensiones inimaginables con la llegada del coronavirus al país. Estamos en una situación crítica, con restaurantes cerrados, con aerolíneas y hoteles que prácticamente no han podido operar, con agencias de viaje y toda la cadena del sector en un grave estado de fragilidad”, advirtió.

Según la autoridad de salud, el plan que desarrolla la cartera considera una apertura gradual, por lo que en esta fase solo se levantará la barrera aérea internacional a través del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, mientras que el resto de las fronteras seguirán cerradas. Eso sí, no habrá restricción al origen de los visitantes y podrán viajar desde cualquier lugar del mundo, independiente de la situación epidemiológica de su país.

Fuente: Infobae