Fue al hospital a operarse la nariz y terminó con las piernas amputadas

Una mujer se sometió a una cirugía estética en la nariz y debieron amputarle las piernas. Sucedió hace seis años en Turquía y, desde ese momento que se encuentra en una disputa judicial y espera ser recompensada monetariamente. El personal médico asegura que no hubo mala praxis.
viernes, 1 de enero de 2021 · 15:44

 

Crédito: Newsflash


Se trata de Sevinc Ceklik, de 31 años, quien el 2 de mayo de 2014 (cuando tenía 25 años) decidió pasar por el quirófano para someterse a una cirugía de reducción de nariz en un hospital privado de Estambul. Al finalizar la intervención todo parecía estar bien, y los médicos la enviaron a su casa, según informó The Sun.


Sin embargo, ya instalada en su hogar, Sevinc comenzó a desarrollar fiebre. Volvió al hospital, pero allí le dijeron que eran síntomas "normales" después de ese tipo de procedimiento.

Una semana más tarde, Sevinc volvió a la clínica para que le quitaran el yeso, y los médicos le insistieron en que se encontraba en buen estado. Sin embargo, la salud de la joven comenzó a deteriorarse. Incluso, según reveló su hermano, Sevinc no podía comer de lo enferma que se sentía.


Todo empeoró cuando sus piernas se pusieron negras, lo que la obligó a ser hospitalizada en una condición crítica. En ese momento, los médicos le diagnosticaron envenenamiento de la sangre. El 9 de junio, un mes después de la operación, llegó la peor noticia: le advirtieron que para salvarle la vida, tenían que quitarle la parte inferior de las piernas.


Desde entonces, Sevinc presentó una queja judicial y espera ser compensada con 99.928 libras esterlinas (136.399 dólares).
Por su parte, los médicos aseguran que no tiene ninguna responsabilidad y alegan que la intoxicación de la sangre se debe a que la joven comió pollo dos semanas después de la cirugía.


En abril próximo se sabrá cuál es la decisión del tribunal local, que ya solicitó informes a expertos para determinar qué sucedió. lanacion.com.ar