Lewis Hamilton, brillante y contundente en el Gran Premio de San Pablo

En un fin de semana repleto de complicaciones, el de Mercedes logró una gran victoria que lo mantiene vivo en la lucha por el campeonato.
domingo, 14 de noviembre de 2021 · 15:54

Con una gran demostración de manejo y talento, que terminó con una magnífica victoria en el Gran Premio de San Pablo, Lewis Hamilton (Mercedes) dejó en claro que quiere retener la corona de la Fórmula 1.

Con su sexta victoria de la temporada, y la 101° de su campaña, el inglés se recuperó de un complicadísimo inicio de fin de semana que incluyó dos penalizaciones. La primera repercutió en la grilla de partida de la carrera dominical ya que fue sancionado con cinco posiciones por cambiar el motor de combustión de su unidad de potencia.

Mientras que la segunda fue la exclusión de la clasificación por un problema con el alerón trasero de su auto. Eso hizo que de largar primer el sprint pasara a partir último. En la carrera clasificatoria, que definió la parrilla de salida del GP y que quedó para el finlandés Valtteri Bottas, Hamilton terminó quinto, que finalmente se tradujo en el décimo lugar de partida para la competencia principal.

El GP paulista tuvo una largada favorable para el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), quien se convirtió en líder luego de superar a Bottas en la primera curva. El nórdico duró poco en el segundo lugar ya que al final de la recta que desemboca en la cuarta curva fue superado por el mexicano Sergio Pérez (Red Bull).

A todo esto, Hamilton tuvo un gran partida que le permitió ganar varias posiciones. Cumplió la primera vuelta sexto y en el quinto giro superó a su compañero para iniciar su persecución sobre los Red Bull.

Después de una neutralización de varias vueltas para retirar las piezas del auto del japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri) que habían quedado desparramadas en la “S” luego de pegarle al canadiense Lance Stroll (Aston Martin), Hamilton se fue con fiereza contra Pérez.

El inglés pasó al azteca por afuera de la primera curva, aunque su rival no se desanimó y recuperó el puesto al final de la pequeña recta. En el siguiente giro, Hamilton fue más efectivo y en el mismo lugar que antes, pero con más espacio, le ganó bien el segundo lugar a Checo.

A partir de ahí comenzaron las estrategias de Red Bull y Mercedes. Ambos optaron por dos paradas, pero ni Hamilton ni Bottas se mostraron contentos con la táctica elegida y lo hicieron saber en sus comunicaciones radiales. El primero dijo que la decisión no era consistente como para ganarle a Verstappen; mientras que el segundo directamente los acusó de estropear un doblete…

Sin embargo, las palabras de los pilotos de las Flechas Negras se contrastaron con lo que se vio en la pista. Solo dos vueltas después de quejarse, Hamilton intentó superar a Verstappen al llegar a la cuarta curva. La acción terminó con los dos fuera de la pista por propia voluntad del líder del torneo que tiró hacia fuera a su rival, en una maniobra que no tuvo castigo por parte de las autoridades deportivas.

Con paciencia, Hamilton siguió a Verstappen hasta esperar una nueva oportunidad, que llegó en el 59° giro. Fue tan buen el sobrepaso, con DRS incluido, que el neerlandés no pudo evitar perder el liderazgo, pese a haber barrido la pista, algo que esta vez le costó un apercibimiento.

Hamilton lideró el 1-3 de Mercedes que completó Bottas y, además, le descontó muchos puntos a Verstappen. Llegó a 19 unidades de su rival y ahora está a 14 cuando aún restan tres competencias.

 

Fuente y Foto Automundo