Unicef alertó sobre el impacto del Covid-19 en los niños

Mediante un reporte publicado hoy, la organización estimó que "una cantidad impresionante de 100 millones más de niños viven ahora en pobreza multidimensional como resultado de la pandemia".

Escrito en INTERNACIONALES el

El Covid-19 afectó a los niños en un grado sin precedentes, "convirtiéndose en la peor crisis para los niños que ha visto Unicef en sus 75 años de historia".

Lo afirmó la organización en un reporte publicado hoy sobre los daños de la pandemia para su aniversario. "Se estima que una cantidad impresionante de 100 millones más de niños viven ahora en pobreza multidimensional como resultado de la pandemia, un aumento del 10% desde 2019. Esto corresponde a aproximadamente 1.8 niños por segundo desde mediados de marzo de 2020", indica el informe.

Agrega que el camino para recuperar el terreno perdido es largo e incluso en el mejor de los casos, llevará de siete a ocho años recuperarse y volver a los niveles de pobreza infantil prepandémicos.

El informe destaca que el coronavirus está "amenazando décadas de progreso en desafíos clave de la infancia como la pobreza, la salud, el acceso a la educación, la nutrición, la protección infantil y el bienestar mental".

"Casi dos años después de la pandemia, el impacto generalizado continúa empeorando, aumentando pobreza, arraigando la desigualdad y amenazando los derechos del niño a niveles nunca antes vistos", señala.

En particular, unos "60 millones más de niños viven ahora en hogares de nivel económico inferior respecto de antes de la pandemia. Además, más de 23 millones se saltaron las vacunas esenciales en 2020, un aumento de casi 4 millones desde 2019 y el número más alto en 11 años".

Incluso antes de la pandemia, alrededor de mil millones de niños en todo el mundo sufrían al menos una privación grave, mientras que la recuperación desigual refuerza las crecientes divisiones entre niños ricos y pobres.

Según el informe, por ejemplo, los problemas de salud mental afectan a más del 13% de los adolescentes entre 10 y 19 años en todo el mundo. Para octubre de 2020, la pandemia había interrumpido o detenido los servicios críticos de salud mental en el 93% de los países de todo el mundo.