Alemania: las empresas privadas analizan vacunar por su cuenta a sus empleados

Compañías muy poderosas Siemens, Adidas u Opel quieron poder vacunar a sus trabajadores con fondos propios. La iniciativa ha puesto en agenda una inminente reunion entre los ejecutivos y Angela Merkel.
miércoles, 10 de marzo de 2021 · 11:42

 

En Alemania, hay descontento general con la marcha de las vacunaciones, situación que se repite en la gran mayoría de los países del orbe. Ahora, la gestión de Angela Merkel se ve acuciada, también, por la presión de compañías muy poderosas que quieren vacunar a sus empleados por su cuenta. Incluso, a quienes no son sus empleadas, pagando la cuenta que haya que pagar. 

Un dato no menor marca que el titular germano de Pfizer, Peter Albiez, también adhiere a esta iniciativa. Observa que, así, tal vez, la vacunación se acelere mucho, a  partir de estas ideas.

“Las empresas tienen una buena conexión con sus empleados y pueden contribuir con la vacunación”, Peter Albiez. 

También dijo que las empresas pueden entrar y participar de la estrategia existente, ya que “tienen una red de médicos en sus estructuras que pueden ser utilizados”.

Los grandes 

Las empresas participantes son muy importantes, como Adidas, Deutsche Bank, Allianz, Deutsche Post, Deutsche Telekom, Siemens y Axel Springer Verlag, esta última, grupo al cual pertenece el diario alemán Bild, responsable del adelanto de parte del proyecto.

Ahora, los empresarios explicarán a Merkel en qué consisten sus propias ofertas a empleados y entorno a través de los médicos de sus empresas. La canciller muestra discreción. 

Los empresarios, embalados, creen que pueden mover de manera segura y rápida la campaña de inmunización. 

Se sabe que el personal médico de los grandes grupos industriales, tienen una amplia experiencia, especialmente a través de las vacunas antigripales que suelen poner a disposición de su personal todos los años.

“Podemos y queremos vacunar” 

Kasper Rorsted, jefe de Adidas, está a favor de permitir que sus empleados se vacunen, de forma voluntaria y tan pronto como una inyección esté ampliamente disponible. 

“Ya lo estamos haciendo hoy con la vacunación contra la influenza”, dijo Rorsted, según el diario Bild. El representante de la marca deportiva agregó: “También podemos imaginarnos ayudando a otras empresas a crear una oferta de vacunación para sus empleados, siempre que sea logísticamente factible”.

Para entender la magnitud, los grandes bancos de Frankfurt podrían convertirse en centros de vacunación para empleados, ya que se calcula que cuentan con 12.000 médicos internos.

Otro directivo que se refirió a la iniciativa, fue el jefe de la automotriz Opel, Michael Lohscheller. Mientras presentaba el balance del fabricante - ahora perteneciente al super grupo Stellantis- que reportó otro millón de ganancias operativas a pesar del coronavirus, pidió que se les permitiera vacunar.

“Podemos y queremos vacunar a nuestros empleados en Opel lo antes posible. Queremos vacunar gratis, tenemos un equipo de médicos de la empresa, podríamos, si la vacuna estuviera disponible, vacunar a 500 personas al día. Por supuesto, también queremos adherirnos estrictamente a la secuencia prescrita de vacunas “, explicó.

Por otra parte, el gigante alemán Siemens, ya está trabajando junto al gobierno de Merkel para colaborar con la campana. El grupo, referente mundial en los sectores energético, sanitario, industrial y de la construcción, ha puesto a disposición a sus equipos médicos para que se sumen los próximos meses a distintos centros de vacunación.

Brasil y una idea parecida 

La poderosa “Coalición Industrial” de Brasil, ya ha lanzado una propuesta para sumar la participación privada a los planes del Estado para la vacunación contra el coronavirus.

El país, que ha experimentado en las últimas horas otro récord de fallecidos por coronavirus, recibió la iniciativa para importar por cuenta de un grupo de empresas 33 millones de dosis para sus trabajadores. El ofrecimiento incluye realizar una donación de casi la mitad para la estrategia gubernamental, algo que analiza el presidente Jair Bolsonaro.

“Coalición Industrial” de Brasil, ya ha lanzado una propuesta para sumar la participación privada a los planes del Estado para la vacunación contra el coronavirus.

En el caso alemán, la idea de las compañías es otro punto de discusión para la próxima cumbre entre la canciller Merkel y los líderes del país. Sin embargo, en el último encuentro, se dijo que los médicos de la empresa y las empresas deberían participar en la campaña de vacunación “en el transcurso del segundo trimestre”.

En todos los casos, las organizaciones empresariales enfatizaron que las pautas políticas sobre la secuencia de vacunación y la priorización se regirán por las determinaciones oficiales, explicando que la participación busca agilizar la velocidad de vacunación, pero también permitir un retorno mas rápido a la “normalidad” productiva.

Infobae.