Jueves 15 de Diciembre de  2022 // 11:06 hs

A pesar del gol de Julián Álvarez, el Liverpool le ganó al Manchester City y se consagró campeón de la Community Shield

Los conducidos por Pep Guardiola cayeron por 3-1 ante los de Jürgen Klopp en el King Power Stadium de Leicester. El ex River empezó como suplente pero anotó el empate parcial para su equipo.

El primer gol de Julián Alvarez en Manchester City,
Escrito en INTERNACIONALES el

Después de algunos meses, el balón volvió a rodar de manera oficial en Inglaterra con un partido de alto voltaje. El Liverpool, vigente campeón de la FA Cup, se consagró campeón en la Community Shield al imponerse por 3-1 al Manchester City, que llegó a esta definición como vigente campeón de la Premier League. El futbolista argentino Julián Álvarez empezó como suplente pero fue el autor del empate parcial y anotó su primer gol en el fútbol europeo.

Ambos equipos salieron a jugar con mucha intensidad y a un ritmo altísimo en el césped del King Power Stadium de Leicester, donde Mohamed Salah puso en aprietos a João Cancelo por derecha en los primeros minutos. El City mostró al inicio un poco más de dificultad para llegar al área rival pero generó peligro con algunos balones detenidos. Igualmente, eran los Reds los que atacaban con mayor lucidez.

Y en uno de esos avances, Salah centró el balón hacia atrás y conectó con Trent-Alexander Arnold, quien terminó marcando el primer gol del partido con un centro con destino de arco que terminó en el fondo de la portería protegida por Ederson tras un leve desvío en Nathan Aké. El elenco de Klopp encontró la ventaja a los 20 minutos de juego, lo que obligó a los Citizens a reaccionar.

Los de Guardiola apretaron el acelerador y empezaron buscar la igualdad con empuje colectivo pero sin poder conectar con Erling Haaland, quien parecía estar a otra sintonía con respecto a Mahrez, Walker, Bernardo y Grealish, los encargados de manejar la dinámica del equipo y abastecerlos de posibilidades para anotar. Lo intentaron sin mucho éxito hasta el final del primer tiempo.

Ya en el complemento, al ver que su equipo seguía sin encontrar los caminos para lograr el empate en los primeros minutos, el DT catalán cambió a los dos extremos: Phil Foden y Julián Álvarez ingresaron por Riyhad Mahrez y Jack Grealish. El ex River Plate se posicionó más volcado sobre la derecha aunque pisaba carriles centrales constantemente para dar una opción a su equipo entre líneas.

Aunque en el Liverpool también ingresó el uruguayo Darwin Núñez y tuvo rápidamente dos mano a mano con Ederson en los que no pudo definir cómodo, el delantero argentino sería determinante: La Araña encabezó un ataque en el que pivoteó para Haaland y luego terminó anotando el gol en el empate en una jugada que tuvo que ser revisada por el VAR. Tras el chequeo, Julián Álvarez recibió indicaciones de Guardiola y pudo festejar con demora su primer gol en el fútbol europeo.

Esa no fue la única jugada revisada por el VAR que iba a ser determinante. En el mejor momento del City, el Liverpool encontró un penal a su favor tras un cabezazo de Darwin Núñez que pegó la mano de Ruben Díaz. El colegiado vio las imágenes en el monitor y luego fue Mohamed Salah quien batió a Ederson desde el punto de penal para devolverle la ventaja a su equipo y firmar el 2-1 en el minuto 82.

Y Núñez finalmente iba a poder poner su nombre en el marcador. El artillero charrúa anotó el 3-1 de cabeza en el minuto 93 tras una jugada que inició con una pérdida de Bernardo Silva y encontró mal parados a los defensores del City. El partido quedó sentenciado. Haaland, que no ofreció una gran actuación, tuvo una posibilidad inmejorable de anotar otro descuento pero la falló a centímetros del arco.

Fuente: Infobae