El funcionario que impidió la clausura del casino, a pesar de que se detectó excremento de roedores, suciedad y alimentos vencidos

Los inspectores de Bromatología labraron ocho actas de infracción en el Casino Club propiedad de Cristóbal López , e iban a proceder  a la clausura aunque que un llamado del Director General  de la Secretaria de Desarrollo Comunitario de la municipalidad de Río Gallegos,  Alejandro Leal, detuvo el procedimiento. Galería de fotos.

sábado, 29 de marzo de 2014 · 00:00

 El Director General  de la Secretaria de Desarrollo Comunitario de la municipalidad de Río Gallegos,  Alejandro Leal impidió  la “clausura preventiva” del Casino Club S.A.  Así se desprende del informe al que accedió Nuevo Día en donde el cuerpo de inspectores de  Bromatología labró ocho actas de infracción  el pasado 26 de marzo, entre las que se encontraron faltas graves  como la higiene y falta de desinfección  de utensilios, en el  sector de cocina, alimentos vencidos y    el incumplimiento de las normas  de prevención de enfermedades transmisibles , ya que se detectaron  excrementos de roedores  en la cocina, barra de la confitería y sector de la  calefacción central del complejo destinados juego de azar propiedad del empresario Cristóbal López. (Lo llamativo es que si bien había trampas para estas alimañas, estas no son aptas para el uso en un establecimiento  que manipula alimentos).  

Las irregularidades detectadas fueron numerosas. El cuerpo de inspectores recorrió el local minuciosamente durante más de cinco horas.  El control en realidad fue rutinario y no se concretó por denuncias concretas, sino por llamados telefónicos de clientes del casino que advertían  la presencia de roedores en el establecimiento. Esto no cayó nada bien a los responsables  del casino, por lo cual  hubo llamados a funcionarios  municipales y malos tratos a los inspectores que debieron pedir asistencia policial al Comando Radioeléctrico ya que el gerente –según consta en los documentos- “impide la continuidad de la inspección”. 

Los llamados incluyeron a la jefa del Departamento de Bromatología, Marta  Allegrini, quien debió presentarse  luego de trascurridas varias  horas de la inspección, aproximadamente a las 15:00. Pero fue el llamado de  Alejandro Leal  cerca de las 16:00 el cual “dio directivas”  a quienes e encontraba al frente de la inspección  para que se realice “el cese de actividades” en el casino “evitando la clausura de carácter preventivo”. 

La clausura  no sucedió peor los inspectores dejaron constancia que el local no puede  ejercer actividad comercial” hasta que solucionen las gravísimas faltas que detectaron. (Ni siquiera la  ordenanza  que prohíbe fumar en fue respetada  ya que se encontraron colillas de cigarrillo en la cocina)

Para graficar el control realizado al casino propiedad del zar del juego, Nuevo Día publica como principal una foto en la cual se observa cuatro roedores muertos  en un sector del establecimiento, el cual ahora está abierto, como si nada hubiera pasado. (El Diario Nuevo Día). 

(El jueves Nuevo Día  informó como la comuna  impidió la "clausura  preventiva"  del Casino Club. Pero ahora en detalle,  informamos las faltas detectadas por los inspectores, y una exclusiva galería de fotos para que no queden dudas). 

 

{gallery}mugre{/gallery}