Economia

Este martes comienza a regir la rebaja en los combustibles para la Patagonia

La modificatoria al impuesto a las transferencias de los combustibles (ITC) se amplio a los distritos de Malargüe en Mendoza y partido bonaerense de Patagones.
sábado, 28 de noviembre de 2015 · 11:26

El martes 1° de diciembre, primer día del mes siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial que fue el último miércoles 25 de noviembre, rige la rebaja en el precio de los combustibles para toda la Patagonia, el distrito mendocino de Malargüe y el partido bonaerense de Patagones, en el sur provincial.

La Ley 27.209, sancionada en Diputados el 4 de noviembre, estableció una reducción aproximada del 22 por ciento en las naftas y 12 por ciento en el gasoil a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

A partir de ahora, el beneficio comprende a las provincias del Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, el Partido de Patagones de la provincia de Buenos Aires y el Departamento de Malargüe de la provincia de Mendoza.

El objetivo era restituir una ventaja histórica que la región perdió en la década del 90, cuando al sur del paralelo 42 se pagaba un precio diferencial, mediante un subsidio del Estado Nacional.

Durante el debate, los autores de la iniciativa explicaron que "ayudará a compensar los altos costos de producción en las cuencas petroleras, de donde se extrae el 90 por ciento de los hidrocarburos del país, incluidos los no convencionales, que precisan grandes traslados de materiales”.

 

Modificación. Se trata de una modificación al impuesto sobre los combustibles líquidos y el gas natural. Sustituye el inciso d) del artículo 7° de la Ley 23.966, título III, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones, el que quedará redactado de la siguiente manera: d) Cuando se destinen al consumo en la siguiente área de influencia de la República Argentina: provincias del Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, el partido de Patagones de la provincia de Buenos Aires y el departamento de Malargüe de la provincia de Mendoza.

Cuando a un mes de su media sanción en el Senado, a instancias de los senadores Guillermo Pereyra del Movimiento Popular Neuquino y Miguel Pichetto del Frente para la Victoria, el 27 de mayo pasado el proyecto tomó estado parlamentario en la Comisión de Energía y Combustible que en la Cámara Baja del Congreso de la Nación, el santacruceño que la preside, Mario Metaza se mostró en primera instancia cauto, y solicitó informes a la Secretaría de Energía y Ministerio de Economía de la Nación, por el costo fiscal que traería aparejado.

La medida debía ser analizada además en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que una vez reunidos los informes daría su dictamen, sobre la posibilidad o no de reducción aproximada del 22 por ciento en las naftas y del 12 por ciento en el gasoil, a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

 

Análisis. "Me parece importante la medida pero tiene que ser a conciencia, hay que trabajarla para que no traiga otras consecuencias”, había dicho Metaza a TiempoSur, entendiendo que Pereyra y Pichetto, no habían tomado esos recaudos y habían avanzado con la iniciativa en forma unilateral, sin el aval de las áreas correspondientes del Gobierno Nacional.

El texto original incluía a las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y las localidades de La Adela (La Pampa) y Patagones (Buenos Aires), mientras que en el debate en el recinto resultó ampliado el beneficio a toda la provincia de La Pampa y la localidad de Malargüe, Mendoza.

En rigor, se trató de una iniciativa surgida a la luz de los procesos electorales que los senadores enfrentaban en sus provincias, Neuquén y Río Negro, lo que finalmente se transforma en un beneficio ampliado para la región, cuando Metaza cauto advertía sobre un posible efecto cascada una vez convertido en ley,  al recordar que son diez las provincias productoras de hidrocarburos.

Es así que llevó casi medio año de análisis de los desfasajes que pudiera provocar, de que realmente se traslade al bolsillo del consumidor y de un eventual traslado de la demanda en un caso y desabastecimiento y quiebre de las economías, entre ciudades cercanas, en caso de que una cuente y la otra no, con este beneficio.

 

Diferencias. Finalmente en la Cámara de Diputados hubo correcciones, que tuvieron en cuenta el impacto real en todos los actores reales que involucra, según se informó, luego del Plenario de Comisiones y posterior aprobación en el recinto. Metaza se mostró satisfecho: "Esta medida ayudará a combatir los altos costos de producción de la cuenca petrolera, donde se emplean alrededor de 3.500 camiones diarios. Y a su vez, llegará a beneficiar a las economías regionales y el turismo, porque llega a zonas donde el transporte terrestre debe cubrir vastas áreas de nuestro territorio nacional”.

Su par, Pablo González calificó de "importante esa reducción que iba perdiendo su incidencia en el bolsillo de los patagónicos y que ahora vuelve a tener fuerza nuevamente”.

El senador nacional por Santa Cruz, Alfredo Martínez por la Unión Cívica Radical que antes del debate que la norma tuvo en diputados, había considerado que  los beneficios de esta medida deberían no solo trasladarse al costo de vida, sino al transporte y al turismo, aclaró que lo aprobado sólo alcanza a la localidad de Aladea (departamento de Caleu-Caleu, La Pampa), el partido de Carmen de Patagones de  la Provincia de Buenos Aires y el distrito mendocino de Malargüe, debido a que las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego ya contaban con la exención.

Es así que, según su interpretación, "en nada modifica el régimen de precios de los combustibles de las provincias de la Región Patagónica, dejando lamentablemente fuera del debate, sobre la actualización del precio de los combustibles, a provincias como Santa Cruz”.