JUNTA VECINAL

El concejal Kingma y el diputado Gómez se reunieron con vecinos del B° 499 por problemas de luz, agua e inseguridad.

El concejal Juan Manuel Kingma junto al diputado por el pueblo Santiago Gómez se reunieron en la noche del lunes con vecinos del barrio 366 viviendas y aledaños, encuentro en el cual se plantearon problemas vinculados a la seguridad y deficiencia en servicios esenciales como luz y agua.
martes, 1 de marzo de 2016 · 11:58
El encuentro fue organizado por los integrantes de la Junta Vecinal Valentín Feilberg, y durante el mismo se acordó un petitorio que será elevado a las autoridades comunales y a los organismos provinciales pertinentes.

En la reunión los vecinos debatieron las problemáticas planteadas por la falta de luminarias y de mantenimiento en general del alumbrado público, a lo que se suma la escasez de agua que afecta al barrio desde hace varios meses. Los vecinos además señalaron su preocupación por la reiteración de hechos de inseguridad, para lo cual plantearon la posibilidad de establecer mecanismos como "Vecinos en Alerta”, como forma de protección.

Estas situaciones motivaron que se realizaran varios pedidos a los organismos responsables como Servicios Públicos y la jefatura de policía, en donde se dio cuenta de estos problemas sin que hasta la fecha existan respuestas.

En la nota enviada al jefe de policía Crio. Gral. Sergio Cortez le solicitan que disponga de más "efectivos de la fuerza a pie y en patrullajes constantes, disponer de funcionamiento de la garita que se encuentra en la calle 17 de octubre las 24 horas, dada la inseguridad que vivimos diariamente”. También expresaron que quieren implementar "el Plan de seguridad ciudadana Vecinos en Alerta” para estar en contacto permanente entre los vecinos y la comisaría de jurisdicción.

En otro tramo pidieron por mayor seguridad en torno al ingreso a la universidad (UNPA) por entender que tanto los vecinos de los alrededores como los alumnos y docentes que concurren a dicha institución se encuentran "vulnerables y desprotegidos”. Por último expresaron su deseo de poder contar en algún momento con "cámaras de seguridad dispuestas estratégicamente en el barrio”.

Los vecinos adujeron que la falta de iluminación en el barrio genera las condiciones para hechos delictivos por los cual se reunieron con autoridades de SPSE durante el 2015 y con la nueva gestión entrante, sin que hasta el momento tuvieran respuesta a sus pedidos que incluyen  la reposición  de las lámparas faltantes y el mantenimiento de los postes de luz, los cuales  tienen la misma antigüedad que el barrio y carecen de revisiones periódicas.

Además se quejaron de la falta de agua que afecta al barrio desde hace varios meses, y expresaron su preocupación por la posibilidad que el problema se agrave ante la inminente conexión a la red del nuevo barrio del Plan Procrear, cercano a la UNPA, sin que se tenga conocimiento que se haya ampliado la red de agua para proveer de un mejor servicio. Además se quejaron de la falta de respuesta de muchos funcionarios que no brindaron ningún tipo  de información al respecto.

El concejal Kingma y el diputado Gómez se comprometieron a realizar las gestiones correspondientes a fin de poder dar respuesta a los vecinos que padecen estas situaciones.