Paritaria Docente

“La educación y el futuro de nuestros chicos no pueden ponerse en riesgo, por más justo que sea el reclamo”

Así lo manifestó la vocal por los padres del Consejo Provincial de Educación (CPE), Valeria Barría Felgueroso, quien afirmó que “se olvida que en medio de la puja de la paritaria docente está en juego algo mucho más elemental y delicado: El futuro, que son los chicos”.
lunes, 4 de abril de 2016 · 10:23
En medio de una discusión paritaria que parece no tener fin en Santa Cruz, con un record de días de paro y con los chicos sin clases, la vocal por los padres del Consejo Provincial de Educación (CPE), Valeria Barría Felgueroso, llamó a las partes a reflexionar sobre los más perjudicados con esta medidas de fuerza: Los chicos. En este sentido, Barría Felgueroso afirmó: "se olvida que en medio de la puja de la paritaria docente está en juego algo mucho más elemental y delicado: El futuro, que son los chicos” y agregó: "Que dicho sea de paso, en esa discusión parecen no tener voz y terminan siendo los más perjudicados”.

Con respecto a las demandas docentes, Barría Felgueroso aseguró: "No negamos con esto el reclamo docente, nos parece que es justo reclamar por mejoras salariales en medio del panorama inflacionario y la realidad económica actual, pero debemos hablar también de una voz y un derecho que no se está escuchando en esta discusión que es la voz de nuestro chicos y jóvenes, que en definitiva son los más perjudicados, porque lo que está en juego es su futuro”.

En este sentido, Felgueroso afirmó: "Entendemos el reclamo salarial, nadie dice que no sea justo, pero debemos dar un ejemplo de madurez y continuar esa discusión con los chicos en las aulas” y destacó: "Los jóvenes aprenden con el ejemplo, ¿qué les estamos enseñando cuando les decimos implícitamente que no se puede llegar a ningún acuerdo dialogando y que sólo las posiciones de fuerzas triunfan?” y señaló: "Espero que triunfe el diálogo maduro y sincero entre las partes, que se puedan sentar pensando en los verdaderos damnificados de todo este conflicto y que ese debate y discusión necesaria pueda darse con los chicos en clase: Hay muchas formas de reclamo y protesta que se podrían implementar… ¿Por qué siempre se lleva adelante la que más daño y perjuicio genera; justamente contra los que no tienen herramientas para defenderse y aquellos que ven vulnerado su derecho constitucional de acceder a una educación básica”.

Felgueroso reconoció que la situación en más grave y profunda de lo que se podría imaginar, ya que estas mecánicas de reclamo son sistemáticas: "Más de la mitad de los alumnos secundarios argentinos no logra desarrollar habilidades básicas en comprensión lectora, matemática, y ciencias. La ley obliga a terminar la escolaridad completa pero eso no ocurre ya que a medida que avanzan los años de la escuela media, los chicos abandonan al no encontrar sentido a lo que aprenden, estar desmotivados, o no sentirse a la altura de lo que la escuela exige. Ni hablar cuando llegan a la universidad y no logran pasar ni siquiera el primer año de carrera” afirmó Felgueroso y finalizó: "Demos vuelta la ecuación, que comiencen las clases y luego continúe la negociación. Simbolismo sería el mensaje de que los chicos importan, que son el centro del sistema. Los procesos de negociación implican a veces una enorme cuota de compromiso para llegar a un resultado que satisfaga en cierta medida a todas las partes. Necesitamos un voto de confianza y un férreo compromiso de esfuerzo de todos los actores de la educación, con un respaldo de la sociedad en su conjunto, si queremos llevar nuestro debilitado sistema a un mejor nivel. La Educación la construimos entre todos”.