Ciudad

Partido Obrero: El Municipio no tiene un plan para disminuir la población canina

Días atrás el Centro de Acceso a la Justicia convocó a una “mesa de diálogo” entre el municipio y proteccionistas para compartir “ideas” en vistas de mejorar la situación de la población canina en nuestra ciudad.
domingo, 18 de junio de 2017 · 16:56

Durante la reunión los funcionarios esquivaron las preguntas de los proteccionistas con respecto a la falta de políticas públicas y la violación por parte del municipio a las ordenanzas vigentes. La única certeza es que el castramóvil comenzará a recorrer los barrios recién a partir del mes de agosto.

 

Indudablemente, las respuestas del municipio no satisfacen las demandas reales y no se va a solucionar la situación de fondo. La impotencia del municipio se manifiesta en la falta de elementos y equipamiento, en la infraestructura deficiente y, fundamentalmente, en la carencia de personal y profesionales (veterinarios), es decir, lo que hace falta es una inversión real del Estado que permita estructurar un plan que apunte a disminuir la población canina.

Por otra parte, y en el transcurso de la reunión, el jefe de la división control animal, Guillermo Basualto, se responsabilizó por la muerte de un animal que se produjo semanas atrás en la perrera producto de su negligencia. La muerte de este can no es un rayo en cielo sereno si no que estos hechos se suceden producto del vaciamiento y la falta de inversión del municipio.

A su vez, los proteccionistas le hicieron saber a los funcionarios que el municipio incumple en forma permanente las ordenanzas vigentes. Por ejemplo, no cumple con la castración y la difusión de los perros que son "capturados” en la calle. La ordenanza establece un plazo de 48 hs para que el municipio realice ambas tareas -castración y difusión- pero lo que sucede es que los perros son encerrados durante meses sin castración y sin difusión, lo que no permite encontrar al dueño o a un adoptante.

Durante la misma, los funcionarios volvieron a proponer la creación de un eco albergue que serviría para recuperar animales en situación de abandono para luego buscarles un hogar. Vuelven a proponer lo que hoy no cumplen. Lo que se necesita es desarticular la perrera y convertirlo en un hospital veterinario que brinde una atención integral a los animales.

Desde el Partido Obrero proponemos, además, un plan de castraciones masivas y campañas de concientización sobre la necesidad de controlar la reproducción de mascotas y de reeducación sobre el valor de la vida animal.