Métodos para hacer más llevadera la cuesta de Enero

Los préstamos rápidos o microcréditos que se demandan para hacer frente a los gastos de las fiestas se tienen que pagar ahora, así que no queda más remedio que tomar medidas para no gastar en la cuesta de Enero.
viernes, 12 de enero de 2018 · 08:01

Durante la cuesta de Enero es un buen momento para tratar de optimizar la economía familiar. En primer lugar hay que partir de una premisa ineludible. Los ingresos siempre tienen que ser superiores a los gastos y a partir de ahí empezar a dar aliento a esta economía familiar que seguramente se ha visto diezmada con los gastos de las fiestas

Ahorrar es muy difícil hoy en día, no están los sueldos para esto, pero digamos que se debe pensar, si no en ahorro, en reservas. Reservar cada mes un montante y tirar de estas reservas cuando surgen gastos imprevistos es lo idóneo y no quedarse nunca sin dinero en la cuenta corriente.

Si esto ocurre y surge algún contratiempo no habrá más remedio que optar por préstamos rapidos sin papeleos y fiables, pero cuidado, que estos préstamos nos ayuden a cubrir necesidades de primer orden, como puede ser la adquisición de un nuevo electrodoméstico, con el que ganaremos en calidad de vida ahorrando tiempo y energía en las tareas de casa, pero nunca para realizar unas vacaciones de lujo o crear un paisaje de ensueño a la pareja.

Fomentar la economía familiar responsable
En un tiempo en que se usa el adjetivo responsable aplicado a cualquier acción; la alimentación, la gestión de residuos, el turismo, etcétera, también se hace necesario hablar de economía familiar responsable.

Al buscar el préstamo se debe de hacer con la razón y no llevados por la desesperación y a través de los comparadores buscar detenidamente el que se avenga más a la situación personal, tener muy claro el periodo de vencimiento del mismo y la certeza de que se va a cumplir con las responsabilidades.

A partir de ahí, solo queda disfrutar de las ventajas de estos créditos personales online en beneficio propio y tratar de que sean siempre la última opción a tomar. Si hace años la población sucumbió a las tarjetas de crédito y estas dejaron grandes agujeros negros en las economías particulares, existe la posibilidad que este tipo de créditos personales también produzcan lo mismo, un endeudamiento como tipo de vida. 

De ahí la necesidad de abogar por la economía responsable, también por parte de las financieras privadas que los otorgan.

Los recortes en economía doméstica se circunscriben a los recortes en las pequeñas cosas

Los microcreditos están copando el mercado finaciero y durante las Navidades es cuando se han demandado más, de modo que para muchos, cuando llega final de mes es el momento de hacer el pago de estos microcréditos. 

Casi 4 millones de españoles financiaron las compras de las fiestas navideñas con microcréditos, aunque los más previsores encontraron préstamos en los que era posible fragmentar los pagos, pero Enero sigue siendo el mes decisivo para empezar a ponerse al día. También es el mes que se tienen que sacar estos kilos de más que se han ganado gracias a los ágapes de las fiestas, de modo que el primer lugar para recortar debe ser la lista de la compra. 

Los que estén acostumbrados a hacer un café en sus horas de trabajo deberán de contentarse con el café de casa en un termo. Los recortes en economía doméstica se circunscriben a los recortes en las pequeñas cosas y cada euro ganado al ahorro es una pequeña victoria para el consumidor. Otra forma de ahorro en tiempos de apretarse el cinturón es dividir el dinero que se tiene por días y tratar de ajustarse totalmente al presupuesto en función de esto.