Coordinan nuevas acciones de conservación por el macá tobiano

La Asociación Ambiente Sur junto a la ong Aves Argentinas desarrollan un taller en el marco del Proyecto Macá Tobiano que ambas organizaciones lideran, con el fin de coordinar las acciones por la conservación del macá tobiano.
jueves, 22 de noviembre de 2018 · 13:49

La Asociación Ambiente Sur junto a la ong Aves Argentinas desarrollan un taller en el marco del Proyecto Macá Tobiano que ambas organizaciones lideran, con el fin de coordinar las acciones que se emprenderán en los próximos meses por la conservación del macá tobiano, ave endémica de Santa Cruz, que se encuentra en peligro crítico de extinción.

El taller, destinado a miembros de ambas ong´s, se kkeva adelante durante el día de hoy y continúa mañana con jornadas completas, y es conducido por el Licenciado Germán Montero, Director Ejecutivo de la Asociación Ambiente Sur, y el Doctor Ignacio Roesler, Director Adjunto de Conservación de Aves Argentinas.

El Proyecto Macá Tobiano nace en 2009 como una iniciativa conjunta de las ong´s Ambiente Sur y Aves Argentinas e implica un sostenido esfuerzo técnico-científico, de gestión y de trabajo en el terreno, a fin de impedir la extinción de un ave exclusiva de la Provincia de Santa Cruz, el macá tobiano (Podiceps gallardoi), declarada Monumento Natural Provincial. El Proyecto es sostenido con aportes gestionados por ambas organizaciones, de las cuales Ambiente Sur obtuvo el financiamiento de International Conservation Fund of Canadá y Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund.

Durante el taller que se realiza en Río Gallegos se definen las próximas acciones a encarar, con la participación de técnicos del área de conservación y sensibilización de las organizaciones. Asimismo, el encuentro comprenderá reuniones con organismos municipales y provinciales, cuyas áreas de incumbencia tienen injerencia en la conservación de la especie.

Los últimos censos simultáneos del macá tobiano, realizados durante el invierno, cuando descansa y se alimenta en los tres estuarios atlánticos santacruceños, de los ríos Gallegos, Coyle y Santa Cruz – Chico, arrojaron un conteo máximo de 897 individuos, lo que permite abrigar esperanzas acerca de su supervivencia. El intenso y sostenido trabajo realizado desde el Proyecto mediante medidas de conservación específicas dieron resultados positivos.

Ya comprendidas e identificadas las amenazas sobre la especie, conocidos y probados los mecanismos que permiten abordarlas, es posible afirmar que se ha estabilizado la población y cabe la alentadora perspectiva de una recuperación lenta de la población total del Macá Tobiano, por lo cual se espera que la próxima temporada reproductiva en las mesetas del noroeste provincial sea exitosa.

Acciones en el territorio por el macá tobiano

Durante 2012, Ambiente Sur y Aves Argentinas lideraron un considerable equipo de campo para intentar una serie de iniciativas pioneras  de conservación. El grupo visitó  180 lagos y recorrió un área de 20.000 km2, recolectando importante información  sobre la biología reproductiva de la especie y los factores que afectan su reproducción.

Se tomaron entonces las primeras medidas innovadoras con el establecimiento de “Guardianes de colonia” en la laguna El Cervecero, uno de los más importantes lugares de cría del macá tobiano en la meseta del lago Buenos Aires. La presencia de los guardianes marcó una diferencia ya que protegió a las aves reproductoras de las aves depredadoras, como la gaviota cocinera, una de las principales amenazas por su habilidad para cazar a los pichones. El equipo estableció además una serie de trampas para los visones que, sin embargo, fueron aparentemente disuadidos por la presencia humana ya que no hubo capturas.

Estas medidas en el terreno han continuado desde entonces, además de la investigación científica para profundizar el conocimiento de la especie, su comportamiento y migración, junto a campañas de sensibilización de las poblaciones locales para comprometerlas con el cuidado del ave y de los ecosistemas que lo cobijan.

Por otra parte, ambas organizaciones apoyaron fuertemente la creación del Parque Nacional Patagonia, ubicado en la zona reproductiva del macá tobiano, un proyecto que fue presentado a las autoridades de la Administración de Parques Nacionales y cuya sanción (2014) y promulgación en 2015 permitió dar la máxima protección legal a la especie y a su hábitat.

Finalmente, el Proyecto Macá Tobiano continúa ininterrumpidamente emprendiendo acciones que involucran actividades específicas tanto en invierno como en verano, siguiendo la migración del macá tobiano hacia el oeste en su temporada reproductiva durante la estación estival y hacia los estuarios santacruceños durante el invierno.