La CTA-A de Santa Cruz repudia la criminalización de la protesta social

Es por el llamado a indagatoria de los docentes uan Manuel Valentin, Claudio Wasquin y Diego Barrionuevo. Indicaron que la gobernadora Alicia Kirchner 'no respeta los Derechos de los trabajadores y los persigue'.
lunes, 3 de diciembre de 2018 · 18:09

Comunicado CTA- Autónoma Santa Cruz: 

La CTA-A quiere expresar su solidaridad y brindar todo su apoyo a los docentes Juan Manuel Valentin, Claudio Wasquin y Diego Barrionuevo, injustamente perseguidos y todos los trabajadores denunciados en los medios de comunicacion por el gobierno de la provincia de Santa Cruz.
A la gobernadora Alicia Kirchner le queda poco de Humano, no respeta los Derechos de los trabajadores y los persigue.


Se ha conocido por estas horas que han llamado a indagatoria a los docentes que junto a cientos de manifestantes reclamaban frente a la residencia gubernamental durante abril del año pasado.
Alicia, quien no sólo no abría la paritaria del sector, sino que además adeudaba salarios ha decidido llevar la causa a fondo, en un intento de ocultar el brutal ajuste descargado sobre los trabajadores. Tan brutal que ha superado el ajuste macrista en términos de pérdida del poder adquisitivo.
Con la justicia adicta de su lado, la gobernadora ha optado por atacar al pueblo y hacer los deberes que el Macrismo neoliberal, como a ella le gusta llamarlo, le manda.


Los derechos salariales de los trabajadores son descartables, mientras que las deudas con los especuladores financieros son sagradas, se pagan a rajatabla y con intereses.
El Gobierno, en una burda maniobra, pretende culpar a los trabajadores de sus propios desmanejos.
No es responsabilidad del pueblo de Santa Cruz que Alicia congelara los salarios mientras Macri generaba una inflación galopante en el país.


Llamamos a todas las organizaciones gremiales, sociales y políticas, como asi también a los trabajadores en general, a solidarizarse con los compañeros perseguidos y a repudiar el accionar criminalizador del gobierno.