Stoessel:"Estamos dependiendo del buen o mal criterio de los funcionarios"

Así se refirió en Radio Nuevo Día, el vocal por la minoría en el Tribunal de cuentas, Dr Javier Stoessel, al opinar sobre la decisión del gobierno de otorgarle al presidente del ente el manejo de Unidades Retributivas.
viernes, 23 de marzo de 2018 · 18:24

Mediante Decreto Provincial 150/18 de fecha 1º de marzo de este año, el gobierno de Alicia Kirchner extendió al Tribunal de Cuentas el sistema de "Unidades Retributivas" que le permite al Presidente del organismo disponer de una suma de dinero para otorgar pagos extraordinarios, de modo discrecional, a uno o varios de los trabajadores del sector, o bien, para la contratación temporaria de asesorías.

Este sistema fue implementado en el año 2.017 para los Ministerios, CPE y Fiscalía de Estado, otorgando a éstos facultades para asignar un emolumento extraordinario por sobre la remuneración habitual, bajo la nominación de “suplemento extraordinario” o “suplemento de gabinete” o como “complemento”, cuando la autoridad estime que se ha demostrado en la ejecución de las tareas iniciativas o méritos que “redunden en una mayor eficacia en la realización de las tareas asignadas.”

En este marco el vocal por la minoría en el tribunal de Cuentas, Javier Stoessel, en diálogo con Radio Nuevo Día , expresó: "Este es un sistema que le año pasado se ha implementado para diversos organismos de la administración central , concejo de educación y secretarias de estado que ahora se extiende a la presidencia del Tribunal de Cuentas este sistema permite a la autoridad del organismo establecer asignaciones extraordinarias, suplementos, adicionales a pagar a un agente de la administración publica cuando considere que hay situaciones extraordinarias que lo ameriten". explicó

Discrecionalidad

Stoessel  analizó: "Con esto se  abre un enorme espacio a la discrecionalidad y también posibilita un ingreso de asesores técnicos en la estructura del gabinete que supone ingresos que  perciben solo unidades retributivas. Durante el año pasado desde la vocalía  realicé gestiones  que no tuvieron el acompañamiento de los  restantes vocales, planteé que era contradictorio con el artículo 34 de la Constitución Provincial que justamente niega  la posibilidad de establecer sobresueldos y pagos extraordinarios a favor de agentes de la administración pública por el cumplimiento de sus funciones", explicó.

"Por un lado en la provincia discursivamente se cuestionan las islas salariales e incluso hubo un proyecto de presentar un instituto del salario para tener una mirada en conjunto sobre el tema, pero a su vez desestructura la carrera administrativa. Promueven la fragmentación  en un sistema en el que se autoriza a ministros a pagar complementos y subsidios de modo discrecional y que va a alcanzar a un número reducido de personas", dijo.

"La cuestión es que, estamos dependiendo del buen o mal criterio de los funcionarios en lugar de las normativas que rigen esta actividad. En lugar de eso tenemos que confiar en el buen o mal criterio del funcionario de turno.  Eso es arbitrario eso se debe evitar determinando un salario justo por lo que está haciendo la gente y no depender de la buena o mala mirada de un funcionario que decide a este empelado le voy a reconocer y le voy a dar una asignación extraordinaria. Eso no puede funcionar así en la administración pública. No debiera funcionar así", concluyó. (El Diario Nuevo Día)

 

 

 

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
42%
Bronca
14%
Tristeza
28%
Incertidumbre
14%
Indiferencia