Las tarjetas de crédito no bancarias quedaron fuera del Ahora 12

El programa Ahora 12 (y sus variantes 6, 3 y 18) es uno de los modos de pago más solicitados en el sector comercial, y desde el mes de septiembre muchos mercantiles se toparon con la novedad de que el sistema dejó de aceptar a las tarjetas de crédito provenientes de entidades no bancarias.
sábado, 12 de octubre de 2019 · 11:43

En otras palabras, sólo los plásticos emitidos por los bancos mantienen las cuotas con intereses bajos (que rondan entre el 2,44% y 13,26%). Mientras que desde septiembre las tarjetas de financieras o cadenas retail quedaron fuera del programa y por lo tanto tienen un costo financiero total (CFT) del 75% para el Ahora 12. Si bien es elevado, el interés es un tanto menor al que cobran las tarjetas emitidas por los supermercados que tienen un CFT del 221%.

Estos cambios no fueron informados con anterioridad y terminan generando confusión y hasta enojo entre los que desean concretar una compra. Así lo indicaron algunos mercantiles, y al respecto, el gerente de una casa de indumentaria, Marcelo Alcaraz, comentó a El Litoral: “Hace poco, el sistema del Ahora 12  empezó a rechazar las compras con tarjetas provenientes de financieras porque fueron dadas de baja al programa. Ninguna está adherida, y eso genera malestar porque la mayoría desconoce esta información y piensan que no queremos darle la opción de cuotas sin interés”.

Algo similar, señaló Romina desde una zapatería, ya que dijo: “Las tarjetas como Naranja y las que no son de ningún banco, ya no forman parte del Ahora 12. Hay dos versiones, algunos dicen que porque se dio un monto de 10 mil pesos en su momento y otros dicen que están especulando el panorama futuro. Sea como fuese, el sistema rechaza esas tarjetas de crédito y a veces no podemos concluir la compra por ese motivo”.

La ampliación del Ahora 12, que desde junio sumó a nuevos rubros, bajó su tasa de interés y comenzó a funcionar todos los días, había llegado con un leve impulso en el consumo del final del primer semestre; pero esas buenas perspectivas cambiaron con la turbulencia económica de agosto y sumado a esto muchas tarjetas de crédito (muy utilizadas por la población) dejaron de estar incluidas en el programa.