"No hubo abuso pero Facu está muerto igual!"

Así lo manifestaron compañeros de trabajo del profesor Facundo Díaz quien estaba acusado de un abuso que no ocurrió. Díaz se quitó la vida el pasado 2 de noviembre en la ría local. Las pericias realizadas el niño determinaron que no existió nada de lo denunciado. ¿Quién se hace cargo?.
miércoles, 20 de noviembre de 2019 · 18:48

Finalmente tras las pericias practicadas al niño presuntamente abusado por el profesor de música dio resultados negativos.

El niño presentaba otros problemas más cercanos a trastornos del aspecto autista y que nada tenían que ver con un abuso. Así lo determinó la "Cámara Gesell" practicada a la presunta víctima.

Es por eso que los compañeros del profesor Facundo Díaz se manifestaron en las redes dejando en claro que hay responsabilidades que no deben dejarse de lado mirá:

Quién nos devuelve su sonrisa de ojos chinos?

Quién se hace cargo de haberlo roto a tal punto que morirse le pareció la mejor salida?

Quién le devuelve a su madre un hijo?

Quién le devuelve a su padre un hijo?

Quién le da consuelo a su hermana, su hermano y sus sobrinos?

Quién nos devuelve nuestro compañero?

Quién nos trae de vuelta a nuestro amigo?

Quién le enseña música a sus alumnos?

Quién nos seca las lágrimas a los que lo amamos?

Los culpables están ahí como si nada: la gente que inventó la denuncia, la gente que se tomó todo el tiempo del mundo con el caso, la directora de nivel inicial que lo dejó tirado y lo hostigó, la supervisora que pretende aún que hagamos "como si nada", la directora y vice que solo se preocupan por no tener sumarios, la técnica de criminalística que difundió información real e información falsa del caso, las familias que hablaron de él, lo escracharon y agrandaron todo aún conociéndolo.

Y acá estamos nosotras rotas, sin poder dejar de llorar, en tratamientos psicológicos y psiquiátricos después de esto y sumado al maltrato diario, sin tener paz, sin tener justicia.

Nos mataron al Facu y nada cambia eso, nos arrancaron al Facu y nadie nos lo devuelve, nos quitaron su risa, su amor, su música.

Todos somos Facu y no vamos a parar hasta que caigan cada una de esas personas que se creen dueñas de rompernos y matarnos sin ningún cargo de conciencia.