‘Rescate 1900’ reconocerá a viviendas de medio caño del antiguo barrio Emepa

El departamento de Patrimonio Cultural, dependiente de la Dirección de Gestión Cultural Municipal realizará este viernes 29 de noviembre, a las 11 horas, un nuevo reconocimiento público en el marco del programa “Rescate 1900”.
martes, 26 de noviembre de 2019 · 19:31

En la ocasión será el turno de cinco viviendas de medio caño, ubicadas en el ex “Barrio Emepa”, sito en las calles Corrientes y Entre Ríos y pasajes Zumalacarregui y Sáenz Peña; actual barrio Fátima.

Estas viviendas de estilo “Quonset”, fueron construidas de chapa galvanizada corrugada, de sección semicircular. Se trata de estructuras que datan del año 1964 aproximadamente y que fueron entregadas para resolver emergencias habitacionales en tiempos de importante migración durante la provincialización de Santa Cruz. Sólo cinco se mantienen en pie de más de treinta que fueron entregadas.  

En la oportunidad, recibirán el reconocimiento la familia Paredes, de Roque Sáenz Peña 551; la familia Reynoso, de Corrientes 868; Hilda Ríos, de Pasaje Zumalacárregui 553; Juan Ruiz, de Entre Ríos 825 y otra familia Paredes, de Corrientes 846.

Cabe recordar, que “Rescate 1900” es un programa de divulgación y de reconocimiento público que realiza la Municipalidad de Rio Gallegos y que genera una serie de acciones concretas, periódicas y sustentables sobre los bienes culturales (arquitectura, objetos, personajes y relatos) que incluye a los antiguos y nuevos pobladores de la ciudad.

Origen del estilo Quonset

Estas viviendas de estilo “Quonset”, fueron construidas de chapa galvanizada corrugada, de sección semicircular. Tiene su origen en los trabajos desarrollados por el coronel Norman Nissen (1871-1930) de la British Royal Engineers, en un campo militar en Bélgica, inspirado en una estructura similar que se encontraba presente en una pista de hockey del Queen’s College en Ontario (Chiei, 2005). Este militar dibujó una serie de bosquejos para ser aplicados a una construcción militar. Con tres prototipos y las modificaciones hechas después en campo, se logró el modelo semicircular en una estructura de acero arqueado y en el año 1916 se reconoce que fue el nacimiento de la Choza Semicircular de Nissen, que constituyó la única cabaña con tecnología para ser producida masivamente por Gran Bretaña durante la primera Guerra Mundial. Durante los años que siguieron se transfirieron patentes para su fabricación a varios países, entre los cuales estaban Estados Unidos, Canadá, Rusia y Argentina.