Industrial 6: “Hoy por hoy eso deja mucho que desear como escuela”

El Vocal por los Padres, habló en “Agenda Propia, que se emite por Radio Nuevo Día, acerca de lo sucedido en el Industrial 6. Dijo que lo más preocupante es que una empresa trabaje en una caldera, en horarios de clases sin que nadie lo supiera. Criticó el estado edilicio de la institución.
martes, 23 de abril de 2019 · 20:13

Miguel Piloñeta, Vocal por los Padres ante el Consejo Provincial de Educación, habló con Agenda Propia, que se emite de lunes a viernes de 18 a 19 horas por Radio Nuevo Día, donde contó las circunstancias que fue averiguando luego del incidente de esta mañana en el Industrial número 6.

En este sentido explicó que “en primera instancia me fui a la escuela y tratando de ver que es lo que había ocurrido”. “Luego fui al hospital y cuando llegue ya había dos otros chicos que se habían retirado porque tenían cosas menores y me quede hasta cerca de las 15:00 horas que fue cuando le dieron el alta al ultimo chico que se había quedado con sus padres”.

“Es un chiquito que se había quedado en observación porque con el golpe había perdido el sentido y se lo observó, previamente se había retirado otro chico que tenia un corte en la frente que tenia dos puntos de sutura”.

Con respecto a las versiones que daban cuenta que uno de los alumnos había sufrido una fractura, Piloñeta destacó que “estuvimos hablando con otro padre que en un principio se creía que el hijo tenía la clavícula rota, pero se le sacaron radiografías y no ocurrió eso, fue el golpe que recibió en el hombro y ese era el dolor que tenía”. “Hay que tener en cuenta que son chicos de 1er año, chicos de 13 o 14 años”.

Lo que mas los afectó fue “el estado de shock, se les cayó el cielorraso, con toda la tierra que se levanto en el lugar, el dolor de los golpes, empiezan a gritar, correr uno para un lado otros para el otro y había una niña que entró en estado de shock donde la Fuerza Aérea, los médicos de sanidad, la pudieron calmarla en primera instancia y luego la hicieron ir al hospital para que reciba ayuda psicológica, para que bajen los decibeles y queden más tranquila”.

Con respecto a lo sucedido el Vocal por los Padres dijo que “hablé con el director de la escuela y con Gojan (por el Director Provincial de escuelas Técnicas), en primera instancia no se sabía quién había contratado esa persona que estaba trabajando ahí arriba en el entretecho y que pisó el cielorraso de Durlock y se fue para abajo”.

La Dirección de Mantenimiento del Consejo de Educación y la gente del IDUV “dijeron que no los habían contratado, el director no sabía, el hombre primero tenía un susto terrible y luego cuando se le pasó dijo a qué empresa pertenecía”.” El menciono la empresa, a el alguien lo mando a hacer el trabajo, pero nadie sabía quién había contratado”.

Pero eso no es lo mas grave, “porque luego se supo que lo contrató la Dirección Provincial de Escuelas Técnicas, con un fondo que tienen desde Nación, por eso mantenimiento y el IDUV, estaban en pampa y la vía, no tenían ni idea de quien era”.

“Lo que a mi preocupa, y es una llamada de atención muy grave. Es que una empresa viene se pone a trabajar en el entretecho, en horario de clases con una caldera y ¿la gente de la escuela no sabe que hay alguien trabajando ahí arriba?”

“Yo como vocal de padres he concurrido a muchísimas escuelas de la provincia, cuando llega a una institución toco timbre, me abre un portero, entro, me preguntan quien soy y les digo con quien quiero hablar y ahí recién entro a la escuela. Acá (por el industrial 6) ha venido una persona, a entrado a la escuela, se a puesto a trabajar ahí arriba y nadie tenia idea de lo que pasaba”. “Entonces con ese criterio me pongo a pensar que mañana viene un manolarga y se mete a la escuela, entonces eso es preocupante”. “A la escuela no puede entrar cualquiera en cualquier momento y menos a realizar una tarea con una caldera de gas al lado de las aulas y en horario de clases, ahí hay una falla”.

“Yo tengo que tener en la escuela alguien que me controle el ingreso y egreso y segundo me tienen que venir de la empresa al director con una orden de trabajo diciendo que van a hacer cualquier trabajo”. 

En otro tramo de la entrevista y en referencia al estado actual de la escuela dijo “venimos de casi 5 días sin la caldera”. “Eso no es una escuela, eso es un hangar que en algún momento se lo dio para escuela pero que ha crecido la matrícula, permitido por el estado, de una manera impresionante”.

“Hoy por hoy eso deja mucho que desear como escuela, los chicos están en aulas chiquititas, los talleres están en el mismo hall de la escuela, esta alejada de la ciudad, tiene un montón de problemas, yo pido por favor que metan pilas en la nueva escuela”.

Haciendo referencia al nuevo edificio que esta por culminarse la primera etapa “son solamente aulas, no tiene talleres ni gimnasios. Los talleres van a seguir funcionando donde están hoy”. 

Finalmente, Piloñeta destacó el “trabajo y agradecerle a la gente de Fuerza Aérea por el protocolo que armaron cuando se enteraron, fue impresionante”. “Donde aparecieron médicos, ambulancias, bomberos, Policía Aeroportuaria, enfermeros, tomaron la responsabilidad de subir a los chicos a sus ambulancias y trasladarlos a la ciudad, teóricamente no tendrían que salir del predio, pero vieron lo que estaba pasando no dudaron y colaboraron de la mejor manera”, concluyó.