La oposición de ATE ganó la votación en asamblea y no se aceptó propuesta del gobierno

En Río Gallegos se realizó hoy por la tarde la asamblea de ATE Santa Cruz, donde Alejandro Garzón y su comisión pretendían aceptar la propuesta del gobierno. Sin embargo, perdieron la votación por mayoría y pierden fuerzas.
martes, 30 de abril de 2019 · 19:19

La rebelión interna de los trabajadores en ATE tomó fuerza durante la tarde de hoy, durante una asamblea que se realizó en Río Gallegos.

Allí finalmente hubo asamblea y allí también la actual conducción de ATE, con Alejandro Garzón a la cabeza, pretendía aceptar rápidamente y sin mayor resistencia la propuesta del Gobierno provincial.

Sin embargo, por la presencia de trabajadores que no están de acuerdo con aceptar tan fácilmente lo que propone el gobierno, también disconformes con la posición tan ligada al gobierno de la actual conducción del gremio, hubo doble votación a mano alzada  en la que finalmente se rechazó la propuesta del ejecutivo provincial pese a la insistencia de Alejandro Garzón, quien se mostró contento con la propuesta.

Así fue como la conducción del gremio votó para aceptar rápidamente la propuesta del 31.66 en cómodas cuotas, mientras que la mayoría, entre la que habían trabajadores de la Lista Verde y Blanca e integrantes del Partido Obrero, ganaron la votación.

"Le dimos vuelta la asamblea a Garzón", indicaron los trabajadores, quienes además comentaron que en la primera votación optaron por no continuar extendiendo la asamblea "porque se había ido de las manos", asegurando que para ese entonces el secretario general ya no estaba.

"Hubo mucho descuerdo, muchos gritos y mucho malestar con la dirigencia, por lo que directamente se votó", ganando el no por 61 a 43, aunque una trabajadora presente dijo que quería escuchar nuevamente la propuesta del gobierno, por lo que se escuchó nuevamente la propuesta.

"Allí seguimos votando que no a la propuesta del ejecutivo porque entendemos que es muy insuficiente y más en cuotas", aseguró un afiliado que dialogó con Nuevo Día, quien luego agregó: "Luego se votó entre dos alternativas: la primera que ningún trabajador cobre menos de 39.400 pesos y en una sola cuota, mientras que la segunda era aceptar el aumento en una sola cuota, con la condición de que quede abierta la paritaria en agosto".

Luego contó que esa votación resultó 54 a 32 el voto negativo, por lo que no se aceptó la propuesta del gobierno.

"Entendemos que lo que querían era contar las escalas para arreglar la asamblea, indicando lo que vamos a cobrar cada uno, pero terminando de cobrar en octubre, cuando la inflación para esa fecha va a superar el 47 por ciento y estamos por debajo de la línea de la pobreza. Un trabajador 591, categoría 10, está cobrando 16.700 pesos. Entonces, ellos como dirigentes tienen que ver eso si salieron a decir que teníamos que cobrar 39 mil pesos y ahora quieren aceptar un 31 por ciento, por lo que algo está fallando", indicó.

También contó que "gracias a Dios" esta asamblea no estuvo arreglada y que ganó la negativa, por lo que además pidieron por otra asamblea en Río Gallegos.

Según pudo saber Nuevo Día, también se rechazó la propuesta del Gobierno en localidades como 28 de Noviembre (piden 60 por ciento de aumento) y Las Heras entre otros. (El Diario Nuevo Día)