IFE ANSES: ¿se viene el cuarto pago del bono?

El Gobierno analiza la alternativa de abrir una ronda más en el pago de los $ 10.000.
sábado, 25 de julio de 2020 · 12:08

La ANSES confirmó ayer que la tercera ronda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) comenzará a pagarse a partir del 10 de agosto. Ya con esa tanda resuelta, dentro del Gobierno se reactivó la discusión acerca de si el pago de agosto será el último o habrá una cuarta fase.

Hace dos semanas el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo en una entrevista con Página/12 que el tercer IFE sería el último. Y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anticipó que la idea era "empalmar" el final del bono de $ 10.000 con la puesta en marcha de un esquema de "renta básica", que llegaría a los desocupados y las familias más vulnerables dentro del universo de 9 millones de personas que cobran IFE.

Pero en los últimos días la opción de avanzar rápido con la renta básica se fue enfriando y cobró impulso la de darle una vuelta más al IFE. Así lo dijo la titular de ANSES, Fernanda Raverta, en una entrevista con el portal Minuto Uno. "Ya estamos pensando cómo sigue aunque hoy no tenemos precisiones. El IFE arrancó como una medida excepcional por única vez para las familias que no tuvieron ingresos estables. Con el tiempo de la pandemia se pensó un segundo pago donde decidimos bancarizar a todos los que no tenían un CBU. Ahora vendrá el tercer pago por decisión de Alberto".

Acerca de lo que viene, la funcionaria señaló que "el Estado va a seguir estando presente con la mejor herramienta que podamos aplicar. Cuál será, hoy no lo sabemos. Puede ser un IFE cuatro o de otra forma".

Cada fase del IFE le demanda al Estado una partida de $ 90.000 millones. Si hay cuarta ronda, el gasto por esta vía llegaría a $ 360.000 millones. Si bien esto incrementa el déficit de las cuentas públicas -el miércoles se conoció el dato de que el gasto subió 73% en junio y el rojo fue de $ 253.700 millones-​ algunos funcionarios prefieren poner el foco en el "efecto estímulo" que tiene sobre el consumo.

"Estamos analizando el impacto. Este ingreso no sólo llega a la persona que lo cobra, sino que además impacta en la economía con $ 90.000 millones que se gastan en negocios de proximidad", indicó Raverta.

Si bien el presidente Alberto Fernández asegura que no cree en los planes económicos, ya está claro que sí cree que el consumo es uno de los motores de la reactivación de una economía que este año se encamina a alcanzar la mayor caída de la actividad en la historia reciente, con un derrumbe en el PBI que rozaría el 12%. Por eso, el temor de los funcionarios es que si se corta el IFE esto profundice la recesión.

No sería la primera vez que el Gobierno cambia de plan con respecto al IFE. Ya en la tercera fase se había anunciado que llegaría únicamente a las regiones del país que se mantenían en cuarentena estricta: el AMBA y Chaco. Esto implicaba recortar a la mitad la cantidad de beneficiarios. Pero la presión de los gobernadores, temerosos de que el final del IFE extendiera el freno de la actividad en sus distritos, hizo que el presidente reconsiderara el tema y decidiera mantener el IFE 3 en todo el país.

La definición sobre si habrá cuarta fase o no del bono de $ 10.000 llegará recién dentro de algunas semanas, cuando el Gobierno tenga datos más certeros de cómo seguirá de ahora en más la cuarentena. ​Hoy el IFE llega al 66% de los hogares del país. Con la pobreza y el desempleo en alza y el poder adquisitivo en caída dar de baja este instrumento preanuncia un escenario complejo. "Con medidas como ésta es fácil empezar pero es muy difícil encontrar la forma de salir", deslizó un funcionario del área económica. (Fuente: clarin.com)