Detenidos en el Módulo 6 en huelga de hambre por maltratos y comida en mal estado

Los reclusos del lugar perteneciente al Servicio Penitenciario en Río Gallegos, se encuentran desde hace más de una semana en protesta. En comunicación con Radio Nuevo Día 100.9, una de las madres de los reclusos indicó que han denunciado la situación al Poder Judicial pero no hay respuesta.
martes, 21 de mayo de 2019 · 16:56

Vanesa Ríos es una de las madres de detenidos del Anexo 6 del Servicio Penitenciario 
y están reclamando por la situación que atraviesan sus familiares. En diálogo con Radio Nuevo Día 100.9 habló de la situación que padecen los internos.

"En el Anexo 6, desde hace más de una semana, casi 10 días, están haciendo huelga de hambre los chicos privados de la libertad porque hay muchas cosas que están pasando ahí adentro”, manifestó.  

La madre indicó que "es obvio, cometieron errores, están cumpliendo con lo suyo pero también hay muchos problemas que llegan a cada familia". 

Indicó que son 18 los detenidos que están haciendo huelga de hambre por la comida en mal estado. “Antes se podía llevar los jueves comida, para que ellos cocinen, hoy por 
hoy les sacaron todo", señaló e indicó que también les sacaron teléfonos celulares pequeños que se usaban para hacer llamadas a la familia. 

Vanesa amnifestó  que hay abuso de autoridad y maltratos físicos hacia los internos e indicó que la quita de los celulares fue por una decisión arbitraría de un Oficial del lugar, como represalia, y también les quitó los víveres. "Ahora comen pero 
comida en mal estado, y dejaron de hacerlo por esta situación. Hay comida fermentada y esas cosas”, detalló. 

Reiteró que no discuten que estén presos pero que el reclamo es para que puedan cambiar las condiciones que deben ser dignas. 

Indicó que han reclamado en diferentes Juzgados y al Defensor Oficial mediante notas, pero la situación no cambia. 
Señaló que algunos detenidos incluso han tenido problemas de salud y no han sido atendidos como corresponde. 


Como ejemplo de los abusos, dijo que algunos meses atrás un preso que le "faltaban cuatro días para cumplir su condena" y por reclamar un bolsos que necesitaba para viajar le pegaron y sufrió quemaduras. "Suceden muchas cosas. La familia no está ahí adentro 
para ver todo lo que pasa pero si nos enterábamos por ellos cuando tenían los celulares", manifestó. 

(El Diario Nuevo Día)