Caso Chocobar, el juicio: querella pide prisión perpetua por Travesticidio para ambos acusados

Según la representación legal de las hermanas Chocobar, a cargo de los doctores Muriete y Bertorello los testimonios, las pericias y las pruebas aportadas son suficientes para entender que a Marcela la mataron por una cuestión de "transodio" y "discriminación".
jueves, 6 de junio de 2019 · 10:29

Comenzaron los alegatos en el marco del juicio en busca de justicia por Marcela Chocobar y en ese marco la querella expuso los argumentos que, según su entendimiento, vinculan a los imputados en el homicidio como autores penalmente de la muerte a Oscar Biott como autor y Ángel Azzollini como participe necesario y cómplice primario por lo que pedirá la pena de prisión perpetua para ambos.

Asimismo el doctor Muriete señaló "se entiende que a Marcela Chocobar la mataron por una cuestión de transodio y discriminación, basado en cómo hablaban en código entre ellos, refiriéndose a Marcela como "el perro desaparecido" o que en las pericias Biott la trataba de señor a Marcela Chocobar. Ambos en la pericia tienen una conducta de renegacion a la realidad y por ello se infiere que la muerte fue producto de reconocer la identidad de género y el descuartizamiento para encubrir el crimen pero que el hecho de que la hayan despellejado no fue para encubrir sino que fue un acto de ira, narcisismo y sádismo y por ello pide que se condene a Oscar Biott por Travesticidio, lo cual sienta un precedente en la justicia provincial.

También Muriete indicó que se cae la coartada de Biott de que iban a comprar droga ya que en el análisis de los restos de cerebro no se hallaron rastros de estupefacientes y a su vez solicitó copias al fiscal de turno para que se investigue y se tome muestra de ADN a Ramón Lazza sabiendo que estuvo esa noche con ellos, lo cual genera sospechas suficientes,

Al mismo tiempo, el representante de las hermanas Chocobar pidió que también se investigue a Cindy Morena Mamani por haber aportado datos para ensuciar la vida de Marcela e hizo hincapié en la actuación deficiente en la instrucción por parte de quienes la realizaron, argumentando tambien que "en los 28 cuerpos del expediente desapareció el fiscal y la requisitoria de elevación a juicio la hizo un empleado del juzgado."

Por último , dijo que "no se investigó en la instrucción que el jefe del vaciadero era muy amigo de Azzollini y trabajo toda esa noche en el vaciadero y después desapareció de la ciudad renunciando a la municipalidad y tampoco nunca se investigó el vaciadero."

(El Diario Nuevo Día)