Si no es en diciembre es en marzo

La emergencia económica dentro de la que se encuentra la modificación de la edad jubilatoria sería tratada en los próximos meses. Si bien los gremios pidieron desechar el proyecto, el mismo aún permanece en el parlamento, y los legisladores que simularon divorciarse entre sí ya se reconciliaron detrás del mandato presidencial.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Si lo ocurrido el 29 de diciembre fue un intento de golpe institucional quedará para los analistas históricos, porque nada de lo ocurrido allí terminó en esos lamentables episodios. El Ejecutivo y el Legislativo volverán a intentar promulgar la Emergencia Económica y cambiar la edad jubilatoria. El tiempo es tirano en tiempos de vacas flacas.
El crédito de Nación para la provincia ya no se regirá por vías discrecionales, porque a la Presidenta no le gusta la cara del Gobernador y a Máximo menos. Ahora por pirmera vez habrá que hacerse de recursos propios, lo que no se hizo en ocho años de kirchnerismo lo quienern hacer en uno, quizás lo logren.
Como una pequeña Grecia en el abismo, santa Cruz ve venir intensos ajustes al bolsillo de trabajadores, jubilados, pequeños y grandes empresarios. Pago ocn bonos, suba de impuestos, congelamiento de salarios y aportes "solidarios" son algunas de las medidas. Los santacruceños deben devolverle al estado lo que este les proveyó durante tantos años dijo el Gobernador hace escasos días.
Así también daba a entender que impedir una sesión es poco democrático, y además si es necesario la realizamos en "Camusu Aike" ironizaba, viva señal que la pretendida emergencia económica pasará nuevamente por el recinto, porque la provincia, aunque no lo expresen ni lo admitan está fundida, tal como alguna vez, acusado de sensacionalista, Nuevo Día lo anunciaba.
Además el circo pos "quilombo" armado por los legisladores peraltistas, lo no tanto y los maximistas ha quedado en el olvido, la política tiene estas cosas de montar escenas para que el pueblo frene un poco con sus reclamos. Perez Osuna había mandado a Matias Bezzi al Psicólogo, pero ahora dice que son buenos chicos, quizás aglún tirón de orejas de mami lo hizo reflexionar.
Febrero-marzo es la fecha, los legisladores volverán a intentarlo, capaz en un recinto armado en medio de la meseta, para que a no ser por los guanacos, el desierto los cobije en la soledad y en la traqnuilidad de no tener a nadie golpeándoles  la conciencia. (El Diario Nuevo Día)