Peralta volvió a la Cuenca para buscar la reconciliación

Tras ser declarado persona no grata durante el conflicto docente en el primer semestre del año, el mandatario provincial llegó con aportes y anuncios de obras para intentar limpiar su imagen con los habitantes del lugar. Hoy habrá más anuncios en Río Turbio.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

No visitaba el lugar desde mediados de abril. Pasó mucho agua debajo del puente, fue declarado persona no grata durante el conflicto docente y finalmente ayer el gobernador Peralta regreso a la Cuenca Carbonífera para pedir perdón e intentar limpiar su imagen con los habitantes de Río Turbio y 28 de Noviembre que tan enojados se mostraron luego de la golpiza de afiliados de la UOCRA a docentes y estatales a mediados de abril.
Ayer, el mandatario se presentó en la histórica Hostería El Capipe, ubicada en el Paraje Julia Dufour, donde firmó convenios con Instituciones Educativas, deportivas y ayudas económicas para ambas ciudades de la Cuenca Carbonífera.
Con anuncios de más obras para la zona, la continuidad de otras y más novedades que hará públicas hoy por la tarde en 28 de Noviembre, el gobernador intenta reconciliarse con los habitantes del lugar a poco más de un mes para las elecciones, sabiendo lo reñidas que serán con su contrincante político, Eduardo Costa.
Ayer también estuvo presente Matías Mazú,  que es el vocal del IDUV,  firmando la apertura de licitaciones para la ampliación de instituciones educativas.
En el momento de hablar públicamente en el lugar, y para reconciliarse con los vecinos, expresó: “Nunca me sentí fuera de esta Cuenca. Pudo haber habido expresiones políticas, errores, malestar nunca actúe para con ningún hijo o hija de este pueblo de mala forma, con mal sentimiento. Yo soy un hombre que cree mucho en Dios, tengo fe y esperanza en que a veces los agravios tienen un plazo fijo. No puede el odio superar la fe y la esperanza, yo acá en esta Cuenca Carbonífera tengo parte de mi alma, cada una de mis células, tengo mi corazón y lo voy a tener acá hasta el día que deje de estar en esta vida, siempre. Nunca voy a anteponer los intereses personales o las situaciones particulares que me toquen vivir. Porque vamos a gobernar cuatro años más Santa Cruz por encima de los intereses del pueblo y de nuestra gente”. (El Diario Nuevo Día)