Cuando Peralta era "hincha" de Cristina

No es un error el título, sucedió hace poco más de un año y medio. El gobernador, complicado ante las elecciones de octubre del 2.011  buscaba pegarse lo máximo posible al FVS para captar el voto santacruceño. Declaraciones ahora impensadas de un  mandatario que pedía a  Santa Cruz que vote en favor de  sostener un "modelo nacional".

miércoles, 10 de julio de 2013 · 00:00

 

  

El titulo es engañoso porque no es actual,  pero es importante recordar las diversas oportunidades en la que Daniel Peralta hacía todo lo posible para mostrarse parte del FVS. Por  eso rescatamos tres ocasiones  cercanas al 23 de octubre del 2.011-cuando también se eligieron diputados y senadores nacionales además de gobernar e intendentes- en las que el  mandatario hablaba de “ser hincha de Cristina”, para un modelo nacional que hasta ese día  era  para Peralta la única alternativa que “garantizaba el futuro de  nuestros bisnietos”.

 

PRIMAVERA CON CANTIN-Eso no es todo en el marco de lanzamiento de la candidatura a Intendente e Raúl Cantín-  uno de los 14 sublemas que presentaba esa votación y -con quien hoy se encuentra claramente enemistado,  el mandatario elogió la “visión ideológica” del FVS. “uno se siente mucho más cómodo con alguien que tiene la misma visión ideológica de provincia y país que con alguien que no, que posee otro modelo”,  expuso en conferencia de prensa  realizada el 5 de septiembre del 2.011. 

Incluso, el propio mandatario prometió que junto a los intendentes iban a gestionar obras para la para la provincia con un ministro que ahora critica: Julio De Vido, a cargo del ministerio de Planificación Federal de la Nación.  Era épocas para ser ambicioso,  por eso  Peralta dijo que industrializaría  Santa Cruz.  “Tenemos que llevar un plan de obras para la ciudad capital que tenga que ver con el desarrollo que esperamos que pueda tener a partir de la llegada de la línea de 220, más la planta de mitramar en Punta Loyola; la puesta en funcionamiento de la refinería y otros proyectos que tiene pensado el Ministerio de Planificación, podamos hacer de Río Gallegos una ciudad de una logística industrial”, afirmó. 

SUS CANDIDATOS- El 10 de octubre a 13 días de de las votaciones, el mandatario volvió a apelas a  los beneficios de un “modelo nacional” y partido  que ahora niega pertenecer, y del cual ya pegó el salto. “Santa Cruz va a estar votando en orden a sostener un modelo nacional a través de la garantía de un proyecto provincial”, sostuvo en conferencia de prensa  y señaló:“Muchas veces se habla del gobierno nacional en la persona de nuestra presidenta, pero a este proyecto nacional hubo que defenderlo siempre y no pretender sumarse ahora cuando la presidenta lidera todas las encuestas, especialmente en la provincia, con una intención de voto que supera el 80 por ciento”.  Tan dentro del FVS  se sentía el mandatario, que cuando le consultaron por encuestas en  Río Gallegos, que favorecían al Frente para la Victoria,  indicó: Tengo  los datos de que sí. LOS TRES CANDIDATOS NUESTROS superan a los del radicalismo y estamos en camino a consolidar un gran triunfo”.

DEFENESTRADORES DEL MODELO - El 20 de octubre en declaraciones radiales, el gobernador  destacó la coherencia de su partido. “Cuando  a uno le va bien en una encuesta somos todos hinchas de Cristina y cuando estamos mal somos los principales defenestradores del modelo. Nosotros en eso hemos mantenido el modelo, y ella sabe bien qué modelo de Río Gallegos y provincia es posible”.

Esa tarde  y para reafirmar su pertenencia al FVS, realizó una caminata en la Avda Kirchner junto a  todos los candidatos Intendente de los sublemas.  Ese día no estaba solo. Según cuentan las crónicas de los medios, una vez finalizado el discurso-que  fue acompañado por militantes de La Cámpora-  el  Gobernador “se subió a la caja de una camioneta junto a Fernando Cotillo y Pablo González, y partió por la calle Don Bosco hasta Chile y desde allí hacia la Casa de Gobierno”.

 

“Nunca fui del FVS, siempre  fui peronista”, dijo Peralta El 25 de octubre del 2.012, un año después  y en la misa por el  39  aniversario por la muerte de José Ignacio Rucci .

Las palabras se la lleva el viento, por suerte no a los archivos. (El Diario Nuevo Día- extractos de discursos tomados de TiempoSur-Prensa Libre-La Opinión Austral).