Latini pide trabajo directo y en blanco para las víctimas de trata

El dirigente del PO dijo que solicitaron una reunión con la Secretaría de la Mujer para reclamar ese beneficio inmediato para las víctimas de este flagelo en Santa Cruz.

miércoles, 11 de septiembre de 2013 · 00:00

En los próximos días en la ciudad de Caleta Olivia se estarán tratando proyectos de adhesión a la ley nacional de trata de personas y cierre de los prostíbulos de la Ciudad.

“La medida de los concejales es electoralista y alejada totalmente de un interés de salvaguardar la vida y la integridad de las mujeres que son sometidas a prostitución” declaró Omar Latini, candidato a Diputado por el Partido Obrero, “Pedimos reunirnos con la Secretaria de la Mujer del Gobierno provincial para reclamar que junto al cierre de los prostíbulos se otorgue a las mujeres explotadas un trabajo genuino y en blanco de forma inmediata.”

En ocasión del cierre de “Las Casitas”, la red de prostíbulos de Río Gallegos inaugurada bajo el gobierno municipal de Néstor Kirchner, se traspasó la actividad a la modalidad de explotación sexual en “privados”. Lo mismo va a ocurrir en Caleta si la medida se limita a cerrar boliches que nunca debieran haber funcionado ya que en nuestro país la Ley de profilaxis prohíbe la explotación de la prostitución.

Nos hemos reunido con las verdaderas víctimas de esta situación, que cargan con la obligación de pagar alquiler y sostener entre 3 y 5 menores cada una, le planteamos la necesidad de organizarse y reclamar a las autoridades una salida a su dramática situación.

Reclamamos, entonces, al igual que para los jóvenes santacruceños: TRABAJO GENUINO EN FORMA INMEDIATA, cuidado especial a las mujeres de República Dominicana que viven explotadas en nuestra provincia, investigación de las redes nacionales e internacionales que funcionan en la provincia y cárcel efectiva para todos los funcionarios que intervienen en diferentes niveles en el amparo de este delito. Investigación también de la prostitución “Vip” que funciona de forma regular en los hoteles de categoría de la provincia y en destinos de altos ingresos como lo es el propio Calafate. Confiscación de los bienes de los proxenetas que usufructúan de la explotación sexual.

“Rechazamos cualquier intento de legalización de la explotación sexual que existe detrás de las posiciones como la de Contreras”, expresión aberrante de un régimen político en disgregación, que ha sostenido durante 2 décadas el crecimiento de casinos y garitos.