Denuncian penalmente al diputado provincial Rubén Contreras

La ex diputada nacional de la Coalición Cívica ARI, Fernanda Gil Lozano, el actual candidato a legislador por UNEN y miembro de La Alameda, Gustavo Vera y Mercedes Asoratti, Directora del Programa Esclavitud Cero, de la Fundación El Otro, presentarán hoy a las 12.30 en los Juzgados de Comodor Py, una denuncia penal contra el diputado kirchnerista santacruceño Rubén Contreras, por  comisión de delitos de acción pública, quien declaró “estar a favor de las  whisquerías y los cabarets”.

viernes, 6 de septiembre de 2013 · 00:00

 

Asimismo, Mariana Zuvic, titular del ARI en Santa Cruz, presentó la misma denuncia en los juzgados provinciales y pidió la destitución del diputado provincial Contreras por los mismos motivos.

Como es de público conocimiento, Contreras, jefe del bloque del Frente para la Victoria en Santa Cruz, ratificó sus dichos respecto a los locales en los que se ejerce la prostitución e incluso,  reconoció: “He estado en lugares con coperas”.

“Las declaraciones de Contreras, además de constituir delitos de acción pública, provocan  el legítimo rechazo de vastos sectores sociales, están plagadas de prejuicios sexistas, pretenden minimizar y hasta ridiculizar un verdadero problema que viene sufriendo nuestra sociedad: el delito de trata de personas, o bien la violencia sobre la mujer o situaciones de abusos que, bajo ningún punto de vista, pueden encontrar justificación”, explicó la diputada (MC) Gil Lozano.

 Y agregó: “La conducta del imputado es violatoria de la Ley Nº 26.485 Protección integral a las Mujeres. Esta norma entiende por violencia mediática contra las mujeres, aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente, contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres”.