Politica

“Argentina Sonríe”, la visita de Máximo y “falsos logros” en campaña

En medio de su campaña, el candidato a diputado nacional recibió al decano de la Facultad de Odontología de la UBA, Héctor Alvarez Cantoni, con quien visitó uno de los 12 móviles consultorio del programa Argentina Sonríe. Los trabajadores quedaron molestos tras falsos datos del programa nacional.
miércoles, 30 de septiembre de 2015 · 19:58
En campaña vale todo y eso también incluye aumentar considerablemente los logros de un programa nacional justamente cuando se es candidato a diputado nacional por el oficialismo.
Ese es el caso de Máximo Kirchner, a quien el Estado nacional también le brinda todos sus recursos para hacer campaña como si fuera uno de los máximos funcionarios del Gobierno nacional, aunque hoy no ocupa ningún cargo.
En este caso, visitó ayer uno de los 12 móviles consultorio dental del programa Argentina Sonríe y allí indicó que muchos santacruceños están recuperando "la sonrisa, la salud y con todo ello, la dignidad”.
Durante su visita, se dijo que con el programa se inflaron los resultados del programa y eso molestó mucho a los trabajadores, quienes, además de realizar un buen trabajo, están muy mal pagos por el Estado.
Ayer se dijo que, con el programa, realizaron 2213 implantes, pero los trabajadores aseguran que ni siquiera se hacen implantes en ningún camión y tampoco en el CAPS, lo que habla de una inmensa mentira en medio de la visita del candidato a diputado.
Pero eso no es todo porque también dijeron que habían hecho 18.500 prestaciones, cuando no superan las cinco mil en toda la provincia.
"Entre el 2014 y 2015, en Río Gallegos se hicieron 1400 prótesis y pretsaciones de prótesis fijas. En cada operativo se atendieron entre 100 y 200 pacientes en Las Heras, Deseado, Caleta y recientemente en Piedra Buena”, le comentó uno de los trabajadores a Nuevo Día.
Luego agregó: "Hablan de devolverle la dignidad, pero las prestaciones no son las mejores porque el material no es de la mejor calidad más allá que los profesionales que hay son muy buenos, pero muy mal pagos.”
Según los trabajadores, hay un "negocio turbio” con los proveedores y de ahí la llegada de materiales de menor calidad.
Si bien el servicio para la gente es gratis, ellos aseguran que "nada es gratis porque las prestaciones que se hacen a la gente se facturan a través de Sumar, por lo que ellos reciben plata por cada prestación, pero queda para el Estado.”
Además, están muy molestos con el doctor Nervi, quien aparece continuamente en los medios por el programa "Argentina Sonríe”, pero es a quien los trabajadores le presentaron una nota para solicitar un aumento de sueldo, algo a lo que él nunca prestó atención. (El Diario Nuevo Día)