CÁMARA DE DIPUTADOS

Encuentro Ciudadano busca crear la figura del Defensor del Adulto Mayor

Gabriela Mestelán presentó en la sesión del pasado jueves un proyecto de ley que se fundamenta en la necesidad de “incorporar esta figura legal que da amplio alcance y facultades” ante “situaciones de desamparo, soledad y abandono de abuelos por parte de familiares y del Estado”. La iniciativa, que estuvo cerca de ser sancionada en el anterior mandato de la diputada (2007/2011), volverá a ser discutida en diferentes ámbitos.
miércoles, 20 de abril de 2016 · 15:50

 

El proyecto de ley que tomó estado parlamentario en la última sesión y fue girado a distintas comisiones de la Legislatura, establece la creación "en el ámbito del Poder Legislativo de la Provincia de Santa Cruz”, de "la figura del Defensor de los Adultos Mayores”, con el objetivo de "garantizar la protección, promoción y el cumplimiento efectivo de los derechos de los Adultos Mayores consagrados en la Constitución Nacional, Constitución Provincial de Santa Cruz y leyes nacionales y provinciales, defendiendo dichos derechos tanto frente a los actos, hechos y omisiones de la administración pública provincial como a situaciones derivadas de entidades o personas de la sociedad civil”.

PUNTOS DESTACADOS DEL PROYECTO

Según el proyecto, este defensor será elegido por la Legislatura Provincial a partir de una comisión integrada por representantes de todos los bloques parlamentarios. Su mandato tendrá una duración de cuatro años (pudiendo ser reelegido una sola vez) y deberá cumplir con una serie de requisitos, entre los que se destaca: ser mayor de 30 años, poseer trayectoria y formación comprobables en Derechos Humanos; acreditar idoneidad, defensa y especialización en temas referidos a los Adultos Mayores; y ser abogado con 5 años en el ejercicio de la profesión.

En relación a sus funciones y facultades, éstas son muy amplias y, a su vez, están demarcadas en lo extenso del articulado del proyecto de ley. Aunque es posible detallar algunas de ellas. El Defensor de los Adultos Mayores deberá:

-Investigar las demandas individuales.

-Lograr que los ancianos sean escuchados en sus demandas y que las mismas sean tomadas en cuenta con seriedad.

-Promover y/o apoyar una acción legal tanto colectiva como individual ante la violación de derechos.

-Supervisar a las entidades públicas y privadas que se dediquen a la atención de los Adultos Mayores.

-Asesorar a los Adultos Mayores y a sus familias acerca de los recursos, públicos, privados y comunitarios, donde puedan recurrir para la solución de sus problemáticas.

-identificar patrones de injusticia o dificultades en el cumplimiento de sus derechos, y promover los cambios necesarios tanto en las políticas públicas como en la legislación provincial, a fin de garantizarlos.

 

Otro aspecto fundamental del proyecto consiste en que este defensor "deberá ser consultado por el gobierno provincial y por la Legislatura de la Provincia ante cualquier propuesta para revocar, cambiar o proponer nuevas leyes y/o programas que afecten la vida de los Adultos Mayores, y sus opiniones, si bien no son vinculantes, deberán ser tenidas en cuenta”. Por otra parte, "todas las actuaciones del Defensor de los Adultos Mayores de la Provincia son gratuitas para el interesado, ya se trate de un colectivo o de un particular; quedando prohibida la participación de gestores e intermediarios”.

LAS RAZONES DE MESTELÁN

 

La diputada de Encuentro Ciudadano planteó que "estamos frente a una realidad que nos muestra que hay abuelos en situación de vulnerabilidad extrema; personas mayores que viven situaciones de desamparo, soledad y abandono por parte de familiares y del Estado”. Además, Mestelán recordó que durante su anterior mandato como diputada provincial, "allá por el 2009 y 2010, este proyecto había logrado un importante consenso, pese a que finalmente no fue sancionado.”

Por otra parte, la legisladora consideró: "Vivimos hoy en una sociedad que no valora el aporte de los abuelos a la comunidad y a la cultura, cuando en verdad ellos son testigos del paso de la historia y muchas veces no son valorados ni tenidos en cuenta a la hora de capitalizar este aporte”. Y "tal como lo argumentamos en los Fundamentos de nuestro proyecto, celebramos que la esperanza de vida del ser humano aumente, pero también afirmamos que esa esperanza de vida debe ser acompañada por decisiones políticas que beneficien especialmente a los más desprotegidos. Todos debemos trabajar para que la vejez sea una etapa de la vida donde el cuerpo, que ya declina, pueda seguir brindando luz a las nuevas generaciones.”