CONCEJAL

Roquel propone la creación del Banco Municipal de Alimentos

El presidente del Concejo Deliberante, concejal Daniel Roquel, presentará en la próxima sesión un proyecto de ordenanza que propone la creación de un Banco Municipal de Alimentos destinado a colaborar con las familias de escasos recursos.
martes, 5 de abril de 2016 · 23:19

Este banco de alimentos, que sería abastecido por comerciantes y controlado por el área de Bromatología del Municipio, se enmarca dentro de las políticas públicas promovidas por el Municipio, tendientes a fomentar la solidaridad, considerando la difícil situación socioeconómica de los sectores más vulnerables de la ciudad.

En este contexto, Roquel sostuvo que "está iniciativa contribuirá a palear la difícil realidad que atraviesa un número importante de vecinos”, señalando que hay "un incremento de personas en situación de calle y de familias de bajos recursos que asisten diariamente a comedores comunitarios en busca de un plato de comida”.

 

Banco Municipal de Alimentos

 

Su objetivo es asistir a quienes están en una situación crítica, apelando al abastecimiento de cadenas de supermercados, distribuidores mayoristas y comercios. "La participación de éstos consistirá en donar alimentos aptos para el consumo, los cuales en mucha ocasiones son retirados de las góndolas por diversos motivos. Estos alimentos serán sometidos a un control exhaustivo de Bromatología para posteriormente ser destinados a diversos hogares y comedores, a través de la Dirección de Acción Comunitaria”, explicó.

Cabe destacar que en el proyecto se detalla una serie de obligaciones a cumplimentar por las partes intervinientes; como así también especifica las reglas de traslado y recepción de los alimentos. "Se contempla la seguridad e higiene, sin hacer que todo el procedimiento se torne difícil. Será muy fácil poner en marcha esta iniciativa si contamos con la voluntad de todos”, explicó el concejal.

 

¿Qué alimentos se pueden donar?

 

Este banco recibirá todo tipo de alimentos y bebidas aptas para el consumo humano, con la etiqueta de fecha de vencimiento legible y la descripción de ingredientes. Pueden ser alimentos secos, refrigerados o congelados, materias primas, semielaborados y productos terminados, perecederos o no perecederos.

"Tenemos certeza de que bajo varios conceptos, los comerciantes pueden hacernos llegar donaciones que cumplan con estos requisitos, ya sea porque hay excedentes de producción; productos con corto vencimiento; o productos con etiquetado defectuoso, por ejemplo. Espero que mis pares acompañen esta iniciativa para luego ponerla en marcha con la ayuda de nuestros vecinos”, concluyó Daniel Roquel