¿Es o se hace?

Durante su primer año de gestión, la gobernadora pasó muchos sobresaltos y en las difíciles nunca dio la cara o apareció con actitudes totalmente desafortunadas. Como si le faltara un asesor para evitar tomar el camino incorrecto. Alicia, ¿es distraída o se hace?
domingo, 8 de enero de 2017 · 13:19
"Te haces el tonto para pasarla bien”, nos dijo a todos alguna vez nuestra madre y todo parece indicar que esa afirmación bien puede caberle hoy por hoy a la gobernadora.

Ya metida en su segundo año de gestión, Alicia no muestra signos de recuperación a pesar de una recorrida por el interior, con la que vaya a saber uno que intenta demostrar.

Lo cierto es que las reacciones de la gente no son nada buenas ante cada aparición de la gobernadora, que en los últimos meses demostró una alarmante falta de tacto que se profundizó con los problemas para el pago de salarios.

Sólo basta con retroceder un poco en el tiempo para recordar aquel famoso "Que tengan un feliz domingo” en medio de un fin de mes en el que todavía no le había pagado el sueldo a los trabajadores de la administración pública a días de las fiestas.

Y en este torbellino de apariciones inapropiadas, luego se mostró feliz por la recuperación de un avión, cuando la provincia estallaba en reclamos por todo tipo de problemas económicos, en salud y en educación.

Pero la cosa no terminó allí, porque a los pocos días se mostraría inaugurando una muestra, ganándose la ira de todos aquellos que no tenían para afrontar el día a día porque seguían sin cobrar sus haberes.

Y así terminó el año Alicia, como necesitando con urgencia un asesor (o cambiarlo si es que lo tiene) para enderezar el rumbo de sus apariciones públicas que en este inicio de año la tiene como si nada pasara, recorriendo la provincia con un alivianado discurso cuando muchos siguen sin cobrar (y muchos pasaron el día de reyes sin dinero para comprarle un regalo a sus hijos), cancelando sus vacaciones por no contar con dinero en efectivo para afrontar sus días de descanso en otro lugar.

En medio de eso, nuevas medidas de fuerza de diferentes sectores estatales, servicios de salud y atención médica que no funcionan porque la obra social de la provincia no paga.

Pero Alicia va, como distraída o como haciéndose la distraída para pasarla bien. O al menos para pasarla no tan mal como otros, que nunca imaginaron este presente cuando miraban ese cartel de campaña que ilustra esta nota.

Y Alicia va, como si nada pasara esperando y deseando "dejar de estar de rodillas” ante quienes por poco insulta, pero después acude para pedir dinero. ¿Vos qué pensás? ¿Alicia es o se hace? (El Diario Nuevo Día)

45
8