ADOSAC realizó un enérgico repudio a la: "represión para todos y todas"

la Asociación Docentes de Santa Cruz se manifestó luego de los hechos sucedidos fuera de la legislatura provincial cuando, los diputados provinciales aprobaron la adhesión al consenso fiscal promovido por el ejecutivo nacional. Lee el comunicado.
sábado, 30 de diciembre de 2017 · 16:05

Represión para “todos y todas”

 

ADOSAC no finaliza un año o un ciclo. Por el contrario, nuestra última lucha contra el ajuste kirchnerista lleva varios años consecutivos. Proceso en los que no abandonamos ni claudicamos nuestra convicción medular de defender los derechos de cada uno de los trabajadores en su conjunto y en particular, los de nuestro sector.

El concepto “equilibrio fiscal” está preñado de “ajuste” y “represión”. Ajuste, que en Santa Cruz, conlleva entre otras cosas a que miles de trabajadores no hayan cobrado la totalidad de su sueldo y el medio aguinaldo, que en Santa Cruz enfermarse sea un error, o que creer en la Educación Pública sea un disvalor.

La mesa del trabajador santacruceña no sólo es flaca y “ajustada” acorde al salario recibido. Sino que también está pobre de proyectos, sueños y optimismo. Hoy nos atraviesa la amargura, el fastidio y la indignación de ver cómo la dirigencia política Provincial y Nacional se alían hipócritamente en contra de los trabajadores y como en un espejo absurdo y paradójico nuestros políticos, electos por el voto popular, se amurallaron en la legislatura para sesionar de apuro y aprobar de forma express vergonzosos proyectos de ajuste y marginación de la clase trabajadora, de rapiñar los ingresos de los jubilados, de votar un presupuesto desapegado a la realidad de la provincia y de convalidar un nuevo saqueo a la fe pública, a las leyes y la Constitución nombrando en la Vocalía del máximo Tribunal de Justicia, a una jueza parcial, cuestionada, denunciada y sin consenso, para continuar garantizándole al FPV su histórica e imprescindible impunidad.

Y la Represión, en gobiernos autoritarios, es inherente a todo proceso de ajuste. La escalada de violencia, por parte, de las Fuerzas del Estado en todo el territorio nacional ha crecido en los últimos tiempos de un modo alarmante y disciplinador. Ayer, frente a la Cámara de Diputados de nuestra Provincia, la policía ,en consonancia con los lineamientos nacionales, reprimió impune y salvajemente, hiriendo a varios trabajadores y baleando certeramente y a quemarropa a María Luz Daniel, docente, militante y dirigente de la Comisión Directiva de la Filial de Río Gallegos.

No son buenos los tiempos por venir, si la falta de criterio, solidaridad y diálogo continúan caracterizando la metodología de gobierno del FPV. Pero son aún menos auspiciosos en tanto persista la intención de subestimarnos y relegarnos a la categoría de enemigos. No habrá tregua para quienes pretendan avasallar los derechos de los trabajadores en Santa Cruz, tierra de grandes luchas y conquistas laborales.

Tal vez a este gobierno no le interesa la Educación, la Salud y la Justicia, en definitiva, no le interesa el ser humano, quizás crea que el uso de la violencia física y psicológica que ejerce, no sólo con los trabajadores, sino con la población en general, sea la llave de su éxito político. Pero se equivoca. La perversa lógica política del kirchnerismo, que generó este resquebrajamiento social y sumió en la pobreza a los santacruceños, deberá confrontar con la fuerza de la convicción de quiénes estamos dispuesto a resistir el servilismo, la obsecuencia y la prepotencia de los que han

gobernado por casi 30 años a nuestra provincia. Y al frente de esa lucha permanente, pacífica pero inalterable, estaremos los docentes.

Sin duda el año por venir será difícil. Tan difícil, que desear un “Feliz 2018” se hace vitalmente necesario para alimentar la esperanza de que sea posible construir un futuro diferente para nuestros hijos. Pero también será difícil para todos aquellos infames de turno, quienes deliberadamente construyeron una sociedad injusta y desintegrada con una minoría de “amigos” conchabados en el Estado Nacional y Popular, unos pocos, con muchos privilegios y enorme apatía por el sufrimiento de los santacruceños que luchamos día a día por vivir dignamente, como merecemos y finalmente lograremos, sin duda alguna.

 

Porque a pesar de ellos…

La lucha continúa..