Partido Obrero

Basta de Ajuste contra los trabajadores: El Gobierno provincial no necesita CEO´s

sábado, 17 de junio de 2017 · 20:16

Mucho se ha hablado por estas horas sobre el Ajuste Fiscal, que no consiste en otra cosa que descargar la crisis económica sobre los trabajadores. Hasta aquí, no hay nada nuevo bajo el sol, sin embargo se ha filtrado el recibo de sueldo de la gobernadora donde figura un ítem para el cobro en concepto de "gastos de representación” equivalente al 100% del sueldo básico de la gobernadora ($14.004,90)

En el ámbito empresario, se suele denominar de este modo al monto destinado a las erogaciones como almuerzos o cenas de trabajo, y cargan este gasto a la empresa a la que representan. ¿Por qué un representante del pueblo debería contar con este beneficio? Esa es una incógnita sin respuesta, pero aún más intrincado es su mecanismo de control.

Los "gastos de representación" de la gobernadora, no son rendidos de ninguna manera, como sí es habitual en las empresas privadas; es decir, pueden ser usados discrecionalmente. Se trata, directamente, de un sobresueldo que equivale prácticamente al salario de un docente recién iniciado ($14.700), o que supera el salario de un trabajador de la Administración Pública.

 

El recibo de sueldo filtrado, de la gobernadora demuestra también que los campeones del Ajuste fiscal no tributan impuestos a las ganancias, siendo que a los jubilados que ganan menos y llevan meses de acampe peleando por cobrar su salarios se los descuentan rigurosamente.

 

La Cámara de Diputados ha aprobado ayer el paquete de endeudamiento, disciplina fiscal y ajuste. Ese paquete incluye la intención de congelar los salarios durante todo el año en curso. Sin embargo está en plena vigencia el aumento que se dio a sí misma la gobernadora y las famosas "Unidades Retributivas” que han comenzado a generar escándalos en varios ministerios por el modo arbitrario en que se distribuyen.

 

Desde el Partido Obrero planteamos la anulación del aumento a la gobernadora y de las UR de los funcionarios y la aplicación de un impuesto de emergencia a las mineras para solventar el aumento salarial para todos los trabajadores, con un piso de $ 20.500.

Por otro lado, debe pagar en tiempo y forma el salario y anular el impuesto a las ganancias que se cobra a los trabajadores, el salario no es ganancia.

Comentarios