Varios barrios sin agua por la rotura de un caño maestro y las respuestas concretas no aparecen

El sector sur de la ciudad donde se emplazan los barrios Madres a la Lucha, Marina y Belgrano se ven afectados ya hace varios días por la falta de agua, en algunos casos por la rotura de un caño maestro y en otros por las precarias condiciones de las conexiones. Las respuestas, aún no llegan.
martes, 27 de junio de 2017 · 18:03

No le alcanzaba al invierno con castigar duramente a la patagonia sur con bajísimas temperaturas en el comienzo de éste invierno, ahora ese factor que para muchos vecinos de la ciudad es más que una problemática, se le suma la falta de agua, aunque claro que no echaremos culpas sobre una estación, cuando quienes deben dar respuestas ante el reclamo de la gente no lo hacen o brindan, al menos por el momento, sólo promesas de acciones, quien sabe si rápidas y concretas. En medio de una incipiente campaña en las que todos buscan adjudicarse logros y culpar a otros de los males que nos aquejan, ¿quien se hará cargo de la necesidad de los vecinos?, ¿o nuevamente será la gente la que sufra la demagogia de la politiquería? 

Lo cierto es que muchas familias del sector sur de la capital provincial padecen hace algunos días la falta de agua, como referimos anteriormente, algunas por la rotura de un caño que afecta la distribución normal del agua, otras porque las conexiones precarias, como en el caso del Barrio Madres a la Lucha donde el servicio no está normalizado, las cañerías se congelaron, incluso aquellas que estaban instaladas a más de un metro bajo tierra y los vecinos debieron acudir a la solidaridad de aquellos que tuvieron la fortuna de no sufrir el corte. 

Es sabido el malestar que genera para el funcionamiento de un hogar la falta de éste insumo vital y más notoria se hace la molestia cuando dificulta la tarea de lugares como el Merendero que en dicho barrio funciona tarde a tarde, donde se les brinda, entre varias otras propuestas, una copa de leche de lunes a viernes, pero a pesar de ello, las vecinas se organizaron para conseguir agua y no suspender la merienda para los niños del barrio en los últimos días.

Las manzanas L y D del barrio son las más afectadas según indicaron desde el seno del populoso barrio en los primeros sondeos realizados por los propios vecinos que deberán comunicarles a las autoridades provinciales el número de afectados y recién ahí determinar los canales de ayuda hacia los vecinos.

Desde el municipio, institución primera donde se realizó el reclamo, se señaló que el camión que podría llegar a brindar una solución momentánea a ésta problemática, indicaron que móvil está fuera de servicio debido a que faltan repuestos y hasta nuevo aviso, no es posible canalizar por esa vía la ayuda. Desde Desarrollo Comunitario acercaron 10 packs de agua de 6 botellas cada uno que se distribuyen de a 3 a las familias y a algunas personas mayores que no disponen de la posibilidad de una solución rápida, 6 botellas. 

En tanto que desde la esfera provincial, precisamente desde el Ministerio de Desarrollo Social, prometieron llevar bidones de 20 litros y gestionar junto al municipio la llegada de un camión cisterna para abastecer a los vecinos hasta que el servicio se normalice, aunque aún se espera la llegada de ésta ayuda.

Es por ello que desde el Barrio Madres a la Lucha, uno de los lugares más afectados por la falta del servicio, insisten en que el camino final para terminar con éste tipo de situaciones habituales en los servicios básicos como agua y energía eléctrica, enmarcadas en el pedido histórico de urbanización realizado.