“El Gobierno Provincial juega a la perinola con los sueldos de los activos y jubilados”

Se expresaba de esta manera el Diputado Provincial Alberto Lozano, al conocerse este lunes los anuncios oficiales informando el pago de haberes a diferentes sectores de jubilados y activos de la administración pública.
martes, 4 de julio de 2017 · 11:32
Al respecto el legislador sostuvo: "La arbitrariedad del Gobierno Provincial sigue siendo la gran protagonista y es una vergüenza que se juegue de esta manera con los sueldos de tantas personas, quienes todos estos meses vienen sufriendo esta modalidad de pago que no se ajusta a marco alguno razonable o de equidad. Por el contrario, quien sea  el ideólogo de estos "cronogramas” los dispone a su entero antojo, sin ningún tipo de criterio,  pagando a unos en desmedro de otros y esto es indignante. La obligación del Estado es pagar los sueldos sin ningún tipo de distinción, a todos quienes tienen el derecho a percibirlo.” 

"Establecer pagos a los trabajadores de la administración pública discriminados por sector, por edad y con un tope es una locura más de un gobierno que solo intenta dividir y no busca solucionar los problemas de la provincia”, remarcó Lozano. 

Para Lozano la falta de previsibilidad de no saber cuando se cobrara ni de que manera genera una inseguridad que afecta a cientos de vecinos de la provincia.  

Ademas remarcó que a los problemas existentes ahora el gobierno agrego nuevos requisitos para dividir el pago a los jubilados, ahora ademas de los topes económicos que dispuso el gobierno se ha dispuesto también un rango de edad, algo que raya lo ridículo y deja sin cobrar a una parte de ellos cuya edad sea menos de 65 años. Para el diputado esto se da en sintonía con lo que ocurre con la planta activa, donde si bien se comienza por los empleados de la llamada ex 591 cuyos sueldos son los más bajo (gracias a la política salarial que durante décadas llevo a cabo este mismo Gobierno) hemos visto estos meses como sin anuncios se abona al personal de la Policia Provincial, planteando una diferenciación inexplicable con otros sectores que deben seguir esperando a ver "cuándo les toca " cobrar”  si en la misma semana o la siguiente, o cuando se le de la gana a los funcionarios provinciales.