¿ADoSaC impide el ingreso al CPE o el CPE que los docentes vuelvan a las escuelas?

El gobierno provincial emitió un comunicado en el que funcionarias de distintas áreas y empleados administrativos, tomaron la palabra planteando la imposibilidad del desarrollo de su trabajo por las medidas tomadas por el gremio. Ante ello y los ánimos que se palpan en la calle nos preguntamos.
viernes, 7 de julio de 2017 · 15:39

La maquinaria comunicacional gubernamental se hecha andar a todo ritmo cuando de defender actitudes poco justificables se trata, en éste caso y apuntanto nuevamente hacia el sector docente, el gobierno provincial apeló a funcionarios no tan mediatizados del CPE para cargar las tintas en contra de ADoSaC, buscando justificar así una lógica que buscan diseminar en la sociedad que, cansada de la falta de soluciones, ya no sabe a quien apuntar y sólo esperan escuchar o leer en las noticias que un día de éstos, las clases volverán a la normalidad. 

Pero al parecer, la intención del ejecutivo liderado por Alicia Kirchner y que tiene en María Cecilia Velázquez a una de sus laderas más firmes, no va en una dirección conciliadora, sino por el contrario y una nueva muestra de ellos es haber apelado a poner en la línea de fuego a funcionarios de menor rango dentro del Consejo Provincial de Educación para que, en algunos casos, asesten golpes bajos, como el caso de la Coordinadora de Políticas TIC, Mireya Tottino quien destacó la posesión de elementos contundentes por parte de los manifestantes al resaltar que “se nos apostaron distintas personas con palos en las manos diciendo que no podíamos ingresar". 

O el caso de Olga Rizzi quien relató que como Directora General de Educación Rural veía la necesidad de ingresar al CPE para “entregar la certificación de las cargas de gas de los zeppelin de las escuelas para que la empresa Sur Gas vuelva a poner la carga en las mismas”, pero – siguió- “como no me permiten entrar, les explico que se trata específicamente de eso: que si las escuelas rurales no tienen gas, no pueden seguir y los chicos tienen que volverse a las estancias”, agregando que  “en el caso de los chicos que están en escuelas urbanas tienen acceso a otras cuestiones que les permiten o cambiar de escuela, o generar incluso lo que sabemos todos que: hay docentes que están dando clases particulares. Lo preocupante en esta cuestión y en las escuelas rurales (porque he podido hablar con las familias) es que la mayoría de  estos chicos al no tener por tanto tiempo clase, terminan en una situación de trabajo”.

O lo vivido por Norma Biott, quien informó que durante la mañana se acercó al CPE para entregar planillas que constataban el reintegro que debían recibir docentes de Zona Norte y Zona Centro de la provincia. A pesar de comentar el motivo de su visita, vio impedido su ingreso debido a la toma de las instalaciones por parte del gremio.

Matilde Gallo, Directora de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, también habló respecto de lo vivido en la puerta del CPE e y expresó:“Desde el miércoles a partir de las 16 hrs, después de haber realizado los directores de nivel una reunión, vivimos el hecho de tener que retirarnos de la oficina de Vicepresidencia con cánticos, con epítetos agresivos que lamentablemente vienen de la boca de colegas, de docentes que son los formadores de los niños, las niñas, adolescentes, jóvenes y adultos de nuestra provincia. Desde ese momento, yo hoy lo constaté en persona, no es posible el ingreso”, desnudando así una situación de tensión, propiciada desde el gobierno que pone a trabajadores enfrentados con los propios colegas.

Al mismo tiempo que suceden éstos hechos en la puerta del edificio de calle Mariano Moreno, los alumnos del Industrial N°4 claman por la vuelta a clases, ya iniciado el séptimo mes del año y con el derecho a la educación sin ejercerse.

Ahora bien, con el foco puesto sobre los docentes y sus medidas y la gente cada vez más cansada del conflicto propiciado por un gobierno que de indiferente pasa a ser incoducente y que de testarudo se convierte en privador de derechos, ¿a quien le atribuye usted la culpa ?