Para el ex procurador Sosa, Peralta tuvo una "condena leve"

El ex procurador de Santa Cruz Eduardo Emilio Sosa consideró hoy que el ex gobernador Daniel Peralta tuvo una condena leve por desobedecer a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que había ordenado reponerlo en el cargo, en comparación al grave daño institucional causado.
miércoles, 05 de diciembre de 2018 · 20:33

En declaraciones a Télam Sosa agregó que el kirchnerismo quiso gobernar en la provincia patagónica "al margen de la ley".

"A Peralta, en definitiva, lo condenan por haber querido obedecer más a la voluntad de un jefe que a la voluntad de la ley o de la máxima autoridad judicial del país. Eso siempre se planteó asi. Era y es evidente que lo que estaba haciendo no correspondía; pero prefirió someterse a la voluntad del kirchnerismo", dijo Sosa a Télam.

Sosa reiteró públicamente, a lo largo de los 15 años que lleva el caso en la justicia, que "(Peralta) lo que tenía que hacer era obedecer la orden" y que hoy "termina pagando el delito de desobediencia" que "es una pena muy leve, un año de prisión en suspenso, por lo grave de lo que pasa".

"No imaginé lo que vendría", rememoró . "Sabía que era algo insólito, que no tenía justificativo alguno. Hasta dudé en qué habré hecho mal yo; hasta que me di cuenta que todo pasaba por otro andarivel: Era un intento de querer gobernar al margen de la ley. Esa fue la lucha y el repique permanente sobre este caso" dijo al recordar que en la legislatura provincial, para removerlo, estaban Arturo Puricelli, Cristina Fernández de Kirchner y Héctor Icazuriaga (ex Side), entre otros, mientras que el ministro de gobierno de la provincia era Carlos Zannini.

En la continuidad del diálogo con Télam, Sosa opinó que cuando se pretende mejorar la sociedad "es fundamental un mínimo respeto a la ley y cuando la máxima autoridad de la provincia no lo respeta, es un mensaje horrible para la sociedad que Peralta termina pagándolo en una causa penal. El daño institucional es mucho más grave".

"El daño para el ciudadano común es el mensaje de que las leyes están escritas para no ser obedecidas", reflexionó Sosa al opinar, "como ciudadano común", que "gran parte de nuestros sufrimientos tienen que ver con que muchos creemos que la ley está escrita para otros y no para uno; Y, cuando eso es replicado en el estado por los propios gobernantes, es como un círculo vicioso del cual no salimos".

El protagonista del "caso Sosa" finalmente opinó que el mismo será recordado como "cuando una fracción política se hizo del poder y creyó que la voluntad del poder era lo importante y no la voluntad de la ley; y se alzó contra cuestiones elementales del estado de derecho que luego replicó en el ámbito nacional, evitando el control judicial " y que eso provocó un gran daño.

"Se empieza a simular que se cumple la función, acomodada a la voluntad o el sometimiento de otro".

Así "aparecen los obsecuentes, los aplaudidores seriales, los que cambian de camiseta y hoy dicen una cosa y mañana dicen otra". agregó.

"Eso pasa y va a seguir pasando hasta que no adoptemos una voluntad ciudadana firme", concluyó el ex procurador de Santa Cruz. Télam

Comentarios