"La verdad que no se que pretendían hacer con Gendarmería acá, porque acá está la familia de los trabajadores"

Noelia Goncebat es una trabajadora de YCRT alcanzada por los despidos ejecutados en la empresa estatal, dialogó con Arriba el Día, programa emitido por Radio Nuevo Día 100.9 y contó en primera persona la incertidumbre y el sufrimiento que se vive en la cuenca por las medidas de ajuste tomadas.
lunes, 05 de marzo de 2018 · 15:25

Noelia Goncebat, es una de las tantas trabajadoras a las que el ajuste le tocó la puerta, pese a no ser de "los que ganan 90.000" ni de los que no van a trabajar. Su jornada comenzaba a las 4 de la mañana para estar fichando a las 6.00 en la oficina técnica de Mina 3 donde desempeñaba sus tareas hasta que el bendito telegrama llegó a su hogar y confirmó que pasaba a formar parte de los 500 despidos ejecutados en la cuenca.

En diálogo con Radio Nuevo Día 100.9, Goncebat señaló en primer lugar: "Hasta ahora no hay nada concreto, seguimos en boca de mina esperando que sucede luego de las reuniones en nación" al referirse a las reuniones que se vienen llevando a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para tratar de revertir la medida. 

En cuanto a su situación personal, la trabajadora de YCRT indicó: "Estoy hace dos años en la empresa, en la oficina técnica de Mina 3, de las 5 mujeres que somos en la oficina una se fue con retiro y a mi me despidieron." 

Luego, al hablar de la situación que, al igual que ella, viven cientos de trabajadores y trabajadoras en Río Turbio, 28 de Noviembre y Julia Dufour, comentó: "Vimos que muchos despidos fueron al azar, con familias a cuestas e incluso personas embarazadas, no contemplaron nada de eso."

En cuanto a la presencia de las mujeres en el reclamo, Goncebat subrayó: "Hay un apoyo muy fuerte de las mujeres en ésta lucha, somos muchas desde el 20/ 21 de enero que comenzó ésta situación porque creemos que tenemos que estar, porque somos sustento de familias y somos fuertes." 

En referencia a la defensa del principal motor laboral y económico del sudoeste santacruceño, la trabajadora indicó que "Las actividades siempre son en boca de Mina 5 porque es el lugar de concentración porque no queremos que nos saquen la mina." 

"Percibo un sueldo de $28.000, no como dicen que ganamos 90.000" echando por tierra las versiones de las cómodas posiciones económicas de los trabajadores y trabajadoras alcanzadas por las medidas del ejecutivo nacional que pesan también en la cuenca.

Volviendo a su situación puntual y la manera en la que se enteró que uno de los telegramas de despido llevaba su nombre, Goncebat manifestó: "Siempre tuve la incertidumbre sobre el telegrama y cuando me llegó, afectó a toda mi familia y nadie me dijo nada desde la empresa, pero seguiremos hasta que se vaya el último o se arregle todo." 

A pesar de la situación, la trabajadora indicó que "Siempre está la esperanza que se arregle la situación" porque "La mina es la base económica de los dos pueblos desde 1942" 

Respecto de la movilización de la Gendarmería Nacional a la cuenca hacia finales de la semana pasada, Goncebat resaltó: "La verdad que no se que pretendían hacer con Gendarmería acá, porque acá está la familia de los trabajadores." 

Por último y casi entre lágrimas, la trabajadora despedida agradeció la solidaridad de los trabajadores de todo el país para con su causa y envió "Mucha fuerza a los mineros y a los trabajadores despedidos en toda Argentina"

7
2
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
61%
Bronca
15%
Tristeza
0%
Incertidumbre
23%
Indiferencia

Comentarios