Mansilla: "Giubetich con este análisis se le ríe a los trabajadores y también al Concejo Deliberante"

Así lo señaló el Secretario general del SOEM Río Gallegos, a Radio Nuevo Día, respecto al ofrecimiento en la paritaria de pagar la 'clausula gatillo' en dos cuotas y sin retroactivo, sin ninguna oferta de aumento para 2018. Indicó que hay presiones desde el Gobierno nacional para no negociar.
jueves, 03 de mayo de 2018 · 16:23

En la jornada de ayer se llevó adelante la paritaria municipal de Río gallegos, y finalmente el ofrecimiento del Poder ejecutivo fue de otorgar lo prometido como "claúsula gatillo" (es decir, aumento en caso de que la inflación superara lo pactado duante el año pasado) en dos cuotas a partir de junio sin retroactivo. Tampoco se habño de un ofrecimiento para este año. 

esto molestó al gremio de los municipales y para conocer su postura, Radio Nuevo Día 100.9 se comunicó con Pedro Mansilla, el secretario general. 

“El enojo fue en el día de ayer después de las palabras del Secretario de Gobierno que, como él lo dijo, es simplemente un mensajero del Ejecutivo” dijo Pedro mansilla, precisando que “cuando en principio de la paritaria dijo que se hacía presente para pagar en dos cuotas la cláusula gatillo, que están debiendo desde el año pasado, comenzaba tal vez con un poco de optimismo la reunión”. “Pero luego cuando explicó que se iba a pagar en cuotas de 3,4% en junio y julio nos sorprendió a todos” agregando que no se pagaría el retroacctivo a enero ni se ofreció pauta salarial, la que dijeron podría discutirse recién en junio.

“Esto nos va a colocar en un plan de lucha. A título personal, o creo que no es una lucha contra la gestión de Giubetich, es una lucha contra el modelo nacional. Este claro ajuste de este modelo y esta manera de gobernar en el país, donde las mayorías de las provincias se han alineado y por ende muchos municipios” indicó.

Mansilla señaló que a pesar de eso han existido algunas “sorpresas” en Santa Cruz como los aumentos brindados por Javier Belloni (El Calafate), Omar Fernández (Pico Truncado) y José Carambia (Las Heras). “Son hechos concretos, donde hay administraciones que dicen estar equilibradas o tener superávit y hacen este tipo de ofertas. En el caso de Río Gallegos, si bien los dos primeros años de Giubetich –no sin conflicto- pudimos generar algún tipo de acuerdo esta vez pareciera ser que hay un panorama mucho más complicado”.

“Lo que suena por los pasillos es que en varias oportunidades funcionarios nacionales le han llamado la atención por la forma de administrarse en Río Gallegos. Más precisamente por los acuerdos salariales que generó con sus trabajadores y pareciera que a partir de ahora no existe espacio para algún tipo de pauta salarial. Lo cual evidentemente no va a colocar en un plan de lucha” señaló.

 “Nosotros siempre le hemos señalado al Ejecutivo la manera de genera el ahorro y manejar el gasto de más en empleados que no están en ningún lado” agregó.

Recursos y la “apuesta” a la baja de la inflación

En otro segmento de la entrevista, Mansilla señaló que existen funcionarios y “ñoquis” en el Estado municipal y se expresó sobre ello.

“Ayer lo decía el secretario de Gobierno, ‘ustedes, en los últimos años han logrado un aumento del 66%,’. Yo para adentro pensaba ‘la puta madre, pensar que ese 66% llegó también para el tipo que está en otra provincia o en otro lado, el que está becado, el funcionario que tiene hijos en otra provincia estudiando en Buenos Aires o Córdoba y figura como empleado municipal, y da mucha frustración y mucha bronca esa parte de la realidad que la clase política siempre trata de ocultar” fustigó.

Por último señaló que en octubre o noviembre del año pasado no se hizo llamado a paritaria y se llegó a un acuerdo de cláusula gatillo, es decir dar un aumento si subía la inflación.  “Ahora en el análisis final y tratando de desconocer este acuerdo, busca la semántica de las palabras para tratar de incumplir, algo que es muy propio de Giubetich”

“Giubetich con este análisis se le ríe a los trabajadores y también al Concejo Deliberante” señaló y agregó que el Intendente “como buen apostador que todos sabemos que es aposto a que no se iba a superar el 18% de inflación. Apostó y le salió mal” finalizó.

 

Comentarios