"Lo que hay detrás de la Paridad de Género en Santa Cruz"

La legislatura de la Provincia de Santa Cruz ha empezado a debatir el Proyecto de Ley N°569 de igualdad de género que tiene como finalidad modificar la Ley de Lemas N°2052 de cupo femenino y permitir la incorporación a cargos públicos y listas electorales, compuestas en un 50% por mujeres.
lunes, 18 de junio de 2018 · 14:28

Desde el Partido Obrero recodaron que el proyecto está siendo tratado por representantes y legisladores de los distintos bloques políticos (Encuentro Ciudadano, UCR, Kolina y Partido Justicialista).

Sobre el tema expresaron lo siguiente:

"El contexto nacional y provincial viene en un detrimento de las condiciones de vida, el acuerdo con el FMI, el paquetazo de reformas de Macri, el pacto fiscal de Alicia K y la avanzada represiva, da cuenta de la intención de los distintos gobiernos de amedrentar y regimentar la lucha de los/as trabajadores que salen a las calles por sus derechos. La paridad de género actúa a modo de distraccionismo y encubrimiento a la vulneración de derechos de las mujeres trabajadoras de Santa Cruz.

Debaten promover un “protagonismo real” en el poder político pero no hablan de atender los verdaderos problemas que atraviesan las vidas de las mujeres: la precarización laboral que sufren las trabajadoras estatales, la violencia laboral ejercida por funcionarias del Estado y la violencia institucional, la obstaculización del acceso al aborto no punible, el congelamiento salarial y los despidos a las trabajadoras docentes, los salarios de miseria a las jubiladas, la desigualdad salarial, y así continuamos.

El ingreso de mujeres a cargos públicos no atenderá las reivindicaciones del movimiento de mujeres, solo busca distraer las demandas reales extendiendo la idea que se pueden conquistar más derechos, cuando en realidad pretenden obtener más representantes de los partidos patronales para mejorar su posición y seguir sosteniendo medidas de ajuste, flexibilización y violencia que agravan la situación.

El claro ejemplo es lo que hemos visto el #13J, cuando en el Congreso se votaba el Proyecto de Ley de Interrupción del Embarazo. De un total de 100 mujeres diputadas, 50 votaron a favor, 49 en contra y una abstención. Esto es una verdadera expresión que demuestra que ellas representan a la clase dominante que vota contra las mujeres y los trabajadores. La subordinación y el sometimiento a las mujeres es una cuestión de clase y no de género. Repudiamos este mecanismo que pretenden utilizar los partidos del régimen para seguir reproduciendo la doble opresión que padecemos.

Nuestro programa consiste en que la solución a este problema es la organización independiente del Estado junto a la clase obrera, apunta a desarrollar y reforzar la lucha de las trabajadoras para derrotar a un régimen en descomposición. Vamos por una verdadera salida, por un consejo autónomo de la mujer, contra la violencia de género e institucional, por la separación de la iglesia del Estado y para conquistar en el Senado el aborto legal, seguro y gratuito."

Plenario de trabajadoras – Partido Obrer