Gómez sobre Ley de Lemas: "Es una doble moral de la democracia"

El Legislador abogó por que se abra el debate de una reforma electoral para fortalecer la democracia, legitimar el voto; y convalidar al candidato que obtuvo el apoyo mayoritario del pueblo.
viernes, 13 de julio de 2018 · 18:54

El diputado Santiago Gómez coincidió con las declaraciones de los Legisladores Mestelán y Arabel respecto a la revisión del sistema electoral y a la reelección indefinida, remarcando que “nos acercará más al ideal de democracia representativa que pregona nuestra Constitución Nacional”.

Gómez apuntó que con la Ley de Lemas quienes llegan a ocupar los cargos “lo hacen de una manera débil por la falta del apoyo popular; y por los problemas que enfrentan en la representación gubernamental, con grupos de personas que no llegan a conformarse en equipos con un mismo objetivo”.

“Esta Ley-continuó- es una doble moral de la democracia. Por un lado insta al ciudadano a ejercer su derecho y por otro no plasma la decisión de la mayoría. Sus efectos impactan en lo cotidiano de las gestiones con proyectos híbridos de Gobierno donde se desata una lucha por hacer prevalecer las ideas de todos los que conformaron la lista. De ahí derivan los desacuerdos porque está a la vista que las alianzas se realizan en época electoral y después transcurren los mandatos en peleas internas, incluso entre personas de un mismo color político”.

Gómez consideró que “el candidato elegido por mayoría contará con el respaldo para Gobernar. Ganar con pocos votos significa poco respaldo y deben entrar en juego acuerdos de gobernabilidad que terminan quedando en nada. No se sabe para dónde ir”, enfatizó.

“Es momento de analizar otras propuestas que legitimen la voluntad del pueblo, reconociéndolo como el soberano en su máxima expresión. Hay que darle valor al voto y también convalidar el prestigio, respeto y apoyo a aquel candidato que llega al poder por mayoría”.

Por otra parte, respecto a suprimir la reelección dijo que “la alternancia será beneficiosa para la democracia. Entre otras cosas, se reflejará en la disminución de intentos de abuso de poder; en la renovación de las ideas para erradicar aquello que no funciona; en los mecanismos de control de gastos públicos; y en la motivación a los funcionarios con tiempos apremiantes para dar soluciones, ya que no habrá posibilidades de enquistarse en el poder”.

Para finalizar dijo que “seguramente hay intereses en juego, pero apelo a la responsabilidad de todos los involucrados que podemos cambiar esta realidad. Es una buena oportunidad para dejar atrás una etapa. Creo que hay que dejar los egos de lado y dar a la sociedad lo que merece”, concluyó.