Partido Obrero: "Los perros son una problemática provincial"

Así lo indicó la agrupación en un comunicado, en el que señaló la superpoblación canina como un problema presente en todos los municipios. 'Encierros, falta de castraciones y la ausencia de políticas de salud caracterizan las distintas gestiones municipales en la Provincia de Santa Cruz' señalaron.
domingo, 29 de julio de 2018 · 19:23

Comunicado Partido Obrero: 

Perros: una problemática provincial 

Encierros, falta de castraciones y la ausencia de políticas de salud caracterizan las distintas gestiones municipales en la Provincia de Santa Cruz.

En primer lugar, hay que destacar que el hecho de tener desequilibrio poblacional de animales en la mayoría de las localidades de la provincia refleja la falta de políticas públicas durante años y la ausencia de respuestas de las diferentes gestiones municipales hasta la actualidad. La inacción e inmovilismo nos lleva a convivir con situaciones que ponen en riesgo la salud de la población: focos de infección, mordeduras, abandonos, accidentes de tránsito, envenenamientos.

El Estado es quien debe darle una solución, tiene la función indelegable de velar por la Salud Publica de la comunidad y es el único que está en condiciones de hacerlo ya que cuenta con los recursos necesarios para llevar la tarea adelante: presupuesto, personal e infraestructura.

¿De qué forma logramos el equilibrio poblacional? Con castraciones gratuitas, masivas, sistemáticas y sostenidas en el tiempo. Comprobado está que es el único método ético, eficaz y económico de resolver el problema.

El plan de castraciones masivas tiene amplios beneficios para los animales, las personas y la sociedad en general. Para las personas evitará crías no deseadas, mordeduras, peleas, fugas, maullidos nocturnos y problemas con los vecinos. Los animales se beneficiarán ya que serán más sanos, vivirán más años, serán más guardianes y se evitará el contagio de enfermedades a las personas (brucelosis, sarna, hongos, parásitos). En las hembras, previene el cáncer de mama, de ovario, infección uterina, hernias, embarazo psicológico y muerte de parto. Mientras que en los machos prohíbe el desarrollo del cáncer de próstata, de testículo, enfermedades venéreas y tendrán menor contagio de parásitos, sarna y hongos. Para la sociedad en general habrá menor cantidad de animales en la vía pública y rotura de bolsas de basura, menos ruidos molestos, mordeduras y menos accidentes de tránsito, disminuirá el abandono y el maltrato animal.

Sin embargo, ¿qué ocurre en las distintas localidades de la provincia?

En Puerto Santa Cruz, Néstor González (PJ), no castra si no que son los voluntarios quienes pagan a un veterinario de Piedra Buena para que vaya a castrar. Asimismo, el intendente González dispuso la creación de un refugio con una inversión de más de $300.000, una política errada ya que la experiencia muestra que los refugios se terminan convirtiendo en un aguantadero de animales pero que no soluciona el problema de la sobrepoblación y fomenta el abandono.

En 28 de noviembre y Río Turbio no se brindan castraciones gratuitas, no hay un departamento de zoonosis y los envenenamientos ocurren periódicamente. Las castraciones son costeadas por el proteccionismo a $2000 cada una, un precio que el municipio podría disminuir considerablemente si implementa un plan de esterilizaciones. A esto se suma un acuerdo entre ambos municipios para darle curso a la Ley de “Tenencia Responsable” que implica multas y capturas, pero sin

castraciones, un modelo que se viene aplicando en Río Gallegos desde el año 2014 y que ha fracasado rotundamente.

Por otra parte, el intendente José María Carambia (UPVM) de Las Heras reproduce la política de 28 y Río Turbio, realizando castraciones en veterinarias privadas a un costo de $2000 cada una. El municipio podría invertir de manera más eficiente y eficaz sus recursos si implementa castraciones propias.

En Puerto San Julián existe un departamento de Control Animal -“perrera”- donde pasan sus días los animales capturados y con pocas posibilidades de encontrar un hogar. Un método desacertado –el encierro- para intentar equilibrar la población animal.

Piedra Buena, por su parte, realiza 15 castraciones mensuales desde el municipio en forma gratuita. Pero es insuficiente para lograr el equilibrio de la fauna urbana a corto plazo.

Gobernador Gregores es una de las localidades que refleja un retraso superior debido a que no existe departamento de zoonosis ni ordenanza que establezca las castraciones gratuitas como política de estado.

De conjunto podemos observar que no existen programas de esterilización masivos y sostenidos en el tiempo, las inversiones son nulas o insuficientes y las acciones educativas no son tenidas en cuenta por ninguno de los intendentes.

Otro hecho son los envenenamientos sistemáticos que, lamentablemente, se registran en todos los rincones de nuestra provincia, por ejemplo, en los últimos días ocurrieron en Puerto Santa Cruz, 28 de noviembre, Río Gallegos y Pico Truncado y que son consecuencia de la ausencia de políticas públicas. La falta de solución agravará esta situación y pondrá en un mayor riesgo tanto a la comunidad como a los animales.

Desde Tribuna Ambiental-Partido Obrero rechazamos el ajuste en salud, denunciamos la completa inacción de la Justicia, la Policía y los poderes Legislativo y Ejecutivo ante los constantes envenenamientos que ponen en riesgo la vida de las personas y matan a los animales; exigimos que se invierta en acciones educativas y en planes de esterilización que abarquen al 10% de la población de la fauna urbana y que sean financiados con impuestos al casino y a las grandes empresas que operan en cada localidad.