SECCIÓN Política
Río Gallegos
Act

Intimaron a Grasso a que responda una auditoría por refacciones en el Tribunal de Cuentas

Fue el pasado 5 de septiembre. Le pidieron al titular del IDUV que explique diversas irregularidades, que justamente corresponden a una licitación por refacciones en el edifico del Tribunal de Cuentas, que aún no fue finalizada. Los trabajadores de la empresa que ganó la licitación, de acuerdo al informe, son de otra firma. Se pagaron hasta ahora, más de 2 millones de pesos a la empresa. Es el segundo pedido de explicaciones a Grasso por obras en dos meses.

Nuevamente el Tribunal de Cuentas pidió explicaciones a Pablo Grasso, titular del IDUV, por una obra. En este caso se trata, valga la ironía, por la obra de instalación de gas y calefacción en el edificio del  propio Tribunal.

La obra  tenía un plazo de tres meses, desde octubre del 2.017 a enero de este año,  con un Presupuesto  Oficial de más de 2 millones de  pesos,  y de acuerdo al informe, existieron como mínimo una decena de irregularidades.

Entre los puntos que le llamaron la atención al Tribunal, existe por ejemplo,  la no finalización  de la ejecución de la obra,  aunque se pagaron a la empresa contratista  2.100.000 pesos en seis pagos, que empezaron en octubre y finalizaron en abril de este año.

Otro dato, es que los artefactos que debía instalarse,  algunos no se colocaron, y los que si se hicieron, o no funcionan o son de menor calidad que la prevista.

(El informe de la auditoria remarcó esto a Grasso en abril, luego en julio efectuó el informe, y hace 10 días atrás el Tribunal intimó al funcionarios kirchnerista).

Además se marcó que  en los papeles que exponen el pago de certificaciones de obra, no se encuentra el pago de salarios y aportes, ni hay un detalle de la mano de obra que se empleó.

En este sentido, se advirtió que la empresa  contratada no sólo no cumplió con lo anterior, sino que  llamativamente los trabajadores no pertenecen a la firma  que ganó la licitación, sino que son empleados de  Nuñez, una persona  que verifica las obra pero no guarda ninguna relación con la contratista. Es decir, la empresa de Nuñez en quien ejecuta e inspecciona la obra.

Es el segundo “llamado de atención” a Grasso por parte del Tribunal en el lapso de dos meses.  En agosto, el órgano también pidió que explique por la obra licitada para la construcción del edificio de la ASIP- que demandan 40 millones de pesos,  la que, entre diversas irregularidades, se cuestionó el avance de obra sin contar con los estudios previos sobre el suelo, que significó un gasto y obra distinta a la licitada. (El Diario Nuevo Día)

 

Comentarios
EncuestaVer más +

¿Quién es responsable por la situación económica de los santacruceños?

Otras Noticias

Cargar mas noticias

Santa Cruz
Actualizado las 24 hs

El Diario Nuevo Día | Comunicación Social - Todos los derechos reservados. (2005-2015)

CMS Peridicos