Santi Gómez comienza a cerrar la campaña junto a los trabajadores municipales

Para el candidato a Intendente es fundamental el rol de los municipales en esta nueva etapa de Río Gallegos y por ello, como una de sus últimas actividades de campaña, se reunió con trabajadores de distintos sectores, a quienes destacó por su voluntad a pesar de la desidia de la gestión actual.
miércoles, 23 de octubre de 2019 · 20:13

A pocos días de las elecciones, y ante la cercanía de la veda, el candidato a Intendente por el Frente de Todos, Santi Gómez, comenzó a realizar las últimas acciones de campaña y eligió compartir ideas e inquietudes con trabajadores municipales, a quienes considera como pilares fundamentales para reconstruir la ciudad y para cambiar la resignación de la gente por optimismo y orgullo.

Durante las últimas semanas fueron muchos los sectores de trabajo que recorrió Santi y en esta oportunidad fue el turno de Forestación, lugar en el cual mantuvo reuniones con empleados de distintas áreas, encontrando que la realidad es la misma en todos lados: falta de herramientas, ausencia de funcionarios municipales y condiciones de trabajo precarias. Pero lo más importante es que como denominador común Santi también encontró voluntad de trabajo, ingenio para afrontar los problemas y ganas de sacar la ciudad adelante, a pesar de todas las dificultades producidas por la desidia de la actual gestión y el estado de abandono en que se encuentra la ciudad.

Para Santi Gómez, esas ganas y esa vocación de servicio son fundamentales, porque significan que con herramientas, con gestión y acompañamiento, los trabajadores y las trabajadoras podrán poner la ciudad de pie para que los vecinos vuelvan a sentirse orgullosos de ser riogalleguenses.

En este sentido, destaca que durante las distintas reuniones los trabajadores comentaron que no se limitan a hacer la tarea asignada, sino que han presentado proyectos al Ejecutivo para beneficio de la ciudad sin ninguna respuesta, además que muchas veces utilizan sus propios vehículos para el traslado de sus compañeros, o se las ingenian para arreglar las maquinas con repuestos de otras, aparte se acompañan y ayudan aún a pesar de tener tareas diferentes y hasta hubo casos de trabajadores que han hecho cursos y capacitaciones en forma independiente por no contar con el apoyo de la gestión municipal. Asimismo, tal como ocurre con todas las áreas operativas, los empleados son la cara visible del municipio y reciben las quejas y críticas de los vecinos, a pesar que es notorio que hacen lo que pueden con las herramientas que tienen y que no se trata de una cuestión de voluntad o capacidad.

Ante todo ello, Santi Gómez analiza que la falta de gestión y la desidia son los dos grandes problemas que afrontan trabajadores y vecinos, y destaca que para que la ciudad se ponga de pie, sólo es necesario dotar de herramientas y lugares de trabajo adecuados al personal municipal, porque la voluntad y vocación ya están, y eso es lo que explica en cada reunión al afirmar que “si los trabajadores tuvieran todas las herramientas y la ciudad estuviera como ahora, sería preocupante, pero al ver que no tienen condiciones de trabajo adecuadas pero si tienen toda la voluntad, me da la tranquilidad que dándoles las herramientas y con una buena gestión municipal, enseguida Río Gallegos vuelve a ser la ciudad que soñamos porque lo más importante, que es el recurso humano, ya lo tenemos”.

En este marco, destaca el candidato a Intendente que esta nueva etapa de Río Gallegos debe tener como premisa el diálogo y el trabajo conjunto, superando las cuestiones políticas y buscando a las y los mejores de cada área sin importar la bandera partidaria, y vuelve a resaltar que los problemas de la ciudad no son financieros, porque el presupuesto es altísimo y con una buena gestión y un Estado eficiente y transparente se puede “soñar con la ciudad que todos queremos” y lograr que los vecinos cambien la resignación por optimismo.

Finalmente, y como en cada reunión, Santi Gómez pide “trabajar todos juntos”, habla de la importancia de estar en el día a día con los empleados en los sectores de trabajo, y destaca que “no tienen herramientas, pero les sobran ganas y por eso estoy cada vez más convencido que una ciudad mejor es posible”.