La Asamblea por el Medioambiente de Río Gallegos busca comprometer a los candidatos para la gestión venidera

Desde el espacio abierto y autoconvocado de vecinos elaboraron un acta que pone de manifiesto las problemáticas vigentes y al mismo tiempo distintas propuestas para comenzar a trabajar en las mismas.
miércoles, 25 de septiembre de 2019 · 17:34

Los puntos a los cuales se comprometen, se detallan a continuación:

1. Fortalecer las áreas ambientales de la municipalidad: Saneamiento Ambiental-Dirección de Inspectoría Ambiental y la Agencia Ambiental del Municipio.

Observamos problemáticas ambientales que no son abordadas por la autoridad municipal, como los residuos peligrosos, evaluaciones de impacto ambiental de obras y emprendimientos, control de desechos industriales, insuficiente inversión en política educativa ambiental, falta de control en el vaciadero municipal, falta de multas por daños ambientales, tratamiento de efluentes cloacales, investigaciones técnicas sobre las problemáticas de salud pública frente a emergencia ambientales etc. Existe en la Municipalidad poco personal capacitado y eficiente en cada área y no poseen muchas veces atribuciones ni presupuesto.

Solicitamos para las áreas ambientales municipales, un trabajo más integral y articulado, para tener un mayor rol protagónico con asignación de recursos económicos y autonomía de gestión.

Crear una normativa que contemple parámetros exigentes de fiscalización y sanción ambiental en todas las áreas competentes.

Solicitamos se pueda invertir y jerarquizar, en el área de Educación Ambiental Municipal y crear una Escuela de Educación Ambiental Municipal.

Se ve necesario, crear una solución integral a las problemáticas ambientales, en donde se puedan dar respuestas más integrales a la comunidad, es por eso que solicitamos crear la Secretaria de Medio Ambiente del Municipio, ya que las áreas ambientales que existen dependen de diferentes secretarias y en torno a comunicación y prioridades es escaso. Los trabajos y proyectos en conjuntos son insuficientes, lo que entorpece el funcionamiento de las misiones y funciones de cada área ambiental existente.

2. Desarrollar una Política Integral de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos-RSU.

El perjudicial estado actual del predio del Vaciadero Municipal es solamente la punta visible de un problema que hace décadas no se trata de manera integral. Nuestra ciudad capital necesita un sistema acorde a su envergadura, que no consista simplemente en enterrar de manera prolija todo lo producido.

Solicitamos una Planta de Tratamiento de RSU y Plan Integral sobre Residuos Sólidos Urbanos que incluya, entre otras cosas: educación ambiental para disminuir la cantidad, separación en

origen, recolección diferenciada, reciclaje, mayor higiene en calles para evitar que por los pluviales lleguen desperdicios a la ría, tratamiento eficiente de los residuos orgánicos, trabajo social con los recolectores informales en el vaciadero y gestionar la concreción del traslado del vaciadero y la remediación del actual predio de disposición final.

3. Crear una comisión para la elaboración del Código de Planeamiento Urbano.

Nuestra ciudad evidencia una falta total de planificación urbana, creciendo de manera desordenada y sin las previsiones necesarias de los servicios básicos en función del crecimiento poblacional. Se evidencia una falta de articulación entre los gobiernos municipal, provincial y nacional con respecto a la obra pública que se realiza en la ciudad, si bien existe el Plan de Desarrollo Urbano, hay casos que no están previstos en la normativa vigente por lo que es de suma urgencia convocar a una comisión técnica urbana municipal.

Solicitamos la creación de una Comisión Interjurisdiccional que evidencié la posibilidad de que la comisión se encuentre conformada por las áreas técnicas municipales, áreas técnicas provinciales, áreas académicas y áreas no gubernamentales que representen actores sociales y generé no solo la apropiación de las tareas que se vayan realizando sino también conocer que se está realizando en el territorio.

4. Implementar una política que incentive el transporte público y el ciclismo.

Todas las ciudades del mundo en general y de Latinoamérica en particular que han mejorado sus condiciones ambientales lo han hecho optimizando su sistema de transporte público y el ciclismo.

En nuestra ciudad existe un sistema de transporte público monopólico y deficiente-

Un buen sistema de transporte disminuye los costos globales al aumentar las condiciones de seguridad vial, reducir los tiempos de traslado, evitar el congestionamiento, disminuyendo las emisiones de gases de combustión y mejorando la calidad de vida.

La congestión vehicular en la ciudad impide el uso de medios de transporte sustentables como la bicicleta o ciclomotores, generando un grave riesgo de accidentes para estos medios de transporte.

Solicitamos un sistema de transporte público de calidad, que sea previsible en cuanto horarios y frecuencias, llegue a todos los barrios. Este incentivo al transporte público debe complementarse con un posterior desaliento al ingreso del transporte privado al centro, la implementación de bicisendas y la promoción de su uso con bicicletas.

5. Implementar una política coherente y sostenida de arbolado urbano y cuidado de los espacios verdes y áreas protegidas urbanas.

Este punto fue realizado con la participación de vecinos lindantes a espacios verdes protegidos.

Río Gallegos es una ciudad donde se nota la falta de árboles y espacios verdes. El espacio público verde puede ser un lugar de encuentro social y con la naturaleza, si se le dedica tiempo, esfuerzo y vigilancia. Los árboles y espacios verdes actuales no son cuidados adecuadamente, ya que que el sistema de riego es nulo e INEFICIENTE, lo que genera la pierdan los pocos espacios verdes de la ciudad.

Solicitamos un Sistema de Riego Eficiente y Plan forestal que no delegue en el frentista la responsabilidad de la elección de especies ni su plantación sino su posterior cuidado, para asegurar homogeneidad paisajista y planificación a largo plazo.

La implementación de un plan de creación de nuevos espacios verdes, plazas barriales, con controles parasitológicos en sitios de juegos infantiles, circunscribiendo zonas de uso canino, volviendo a la figura del placero que asegure la calidad de ese espacio y su necesario control.

La apertura de la una Escuela de Jardinería Urbana Municipal, realizando un trabajo en conjunto con organizaciones sociales que se dedican a educar en temas de jardinería tales como el Club de Jardinería “José Poseiro” y la Asociación de Productores Locales.

Continuar con la conservación del Estuario del Río gallegos y el Sistema de Reservas Naturales Urbanas, fomentando la utilización sustentable como espacios educativos “aulas municipales a cielo abierto” y el uso responsable como espacios recreativos vitales para los habitantes de la ciudad.

6. Asegurar AGUA potable en la ciudad.

La ciudad de Río Gallegos depende casi íntegramente del agua proveniente del río homónimo. Durante años venimos escuchando que el agua es Bacteriológicamente Apta, pero nada se habla del contenido de elementos químicos o minerales nocivos. Lo que se conoce es que el índice de enfermedades es cada vez más frecuente en la población y atónitos vemos como nuestros familiares, amigos o vecinos sufren estos flagelos sin saber el motivo.

Solicitamos un trabajo integral entre las áreas técnicas competentes entre el municipio, el gobierno provincial, la Universidad de la Patagonia Austral y ONGs Ambientales locales, en donde tomen muestras representativas de la calidad físico química del agua, las compare con el Capítulo XII del Código Alimentario Argentino y las haga pública a la ciudadanía. En caso de que la calidad del agua haga suponer que pueda estar comprometida la salud de quienes la ingieren, realice las gestiones necesarias para revertir tal situación, actuando legalmente si fuera necesario.

7. Control animal

Solicitamos realizar un Centro de Zoonosis, donde se promueva la castración masiva, sostenida y gratuita, para disminuir la sobrepoblación en la vía pública. Se realicen campañas efectivas de concientización y educación para su tenencia.

Por otro lado, se solicita realizar un trabajo en conjunto con el Área Recolección de RSU de la Dirección de Saneamiento Ambiental, los cuales son los encargados de realizar la recolección de basura, en donde en el recorrido aplican el método del “achique”, centralizando las bolsas de residuos en las esquinas de las calles. Esto posibilita que los perros rompan las bolsas de residuos y lo que produce micro basurales en las esquinas de los diferentes barrios, dejando en las calles toda la basura domiciliaria, así también ocurre con los contenedores de residuos de diferentes barrios en donde no tienen tapa para proteger que los animales dispersen la basura generando un impacto por varios barrios de la ciudad.

8. Implementar una política de defensa del espacio público en la ría local. Control y sanción a Empresas que contaminen.

La ciudad posee una extensa costanera que es usada para la recreación y esparcimiento de los habitantes de la ciudad. Si embargo, en la época de mayor concurrencia, los frigoríficos locales arrojan desaprensivamente sangre y vísceras, haciendo que el lugar se torne nauseabundo, con proliferaciones de perros, roedores y gaviotas y que se modifique el ecosistema estuario.

Solicitamos implementar Controles y sanciones a las industrias y particulares por parte del Gobierno Municipal como del Gobierno Provincial, en donde quede en evidencia las empresas que no cumplan con las normativas vigentes respecto a los vertidos de efluentes.

9. Contaminación visual y desechos propagandísticos de campañas políticas

Estamos acostumbrados a ver como después de todo tipo de elecciones, (políticas o gremiales), eventos públicos, recitales, exposiciones o actividades deportivas, la ciudad queda por larguísimo tiempo con paredones pintados, postes empapelados, carteles tirados en la vía pública, pasacalles, etc. Generando una imagen de abandono en la ciudad y sin que los beneficiarios de esa propaganda se hagan responsables por las mismas.

Solicitamos que se haga cumplir con las Ordenanzas vigentes sin importar quién es el que provoca el deterioro de la ciudad, y se penalice como corresponde a los responsables.

10. Contaminación sonora

Desde hace unos años existen distintas campañas en contra de la contaminación sonora en la ciudad, en este caso el uso de pirotecnia es una de las más fuertes campañas que se llevó adelante ya que hay personas que padecen enfermedades que las tornan sensibles a los estruendos producidos por este tipo de explosivos. Los chicos con autismo, que suelen ser víctimas inocentes y silenciosas del uso descontrolado de la pirotecnia, por lo que vemos de suma importancia hacer cumplir las Ordenanzas vigentes en torno a la contaminación sonora que impacte en directamente en la comunidad.

11. Residuos peligrosos y PCB

La ley provincial 2.567 de Residuos Peligrosos y la Disposición 007/2003 de PCB, NO se cumplen dentro del ejido urbano, ya que la mayor parte de la generación de estos residuos provienen de pequeños generadores (talleres, lubricentros, etc.) sin control normativo y de las empresas públicas o del estado (SPSE, vialidad, municipio, etc.) que no se controlan.

Solicitamos que el municipio acuerde con la provincia para que se realicen controles conjuntos de Residuos Peligrosos y PCB dentro del ejido urbano. Permitiendo de este modo fiscalizar a los miles de pequeños generadores que hoy no se los controlan y que por lo tanto sus residuos no tienen destino conocido. También que le permita controlar, de esta manera, a las empresas estatales que tienen asiento en nuestra ciudad.

12. Carta Orgánica

Uno de los grandes avances que tuvo la reforma de la Constitución Provincial en 1994, fue la sanción de la Autonomía Municipal y la posibilidad de que los Municipios pudieran dictar sus Cartas Orgánicas, que hacen las veces de Constitución Municipal.

En la Carta Magna, en los artículos 142 al 145, establece la forma de promoverla y los alcances que deben tener las cartas orgánicas municipales, indicando que deberá garantizar “los principios del régimen representativo y democrático”, “la elección directa y a simple pluralidad de sufragios del órgano ejecutivo y proporcional en los colegiados”, “los derechos de consulta e iniciativa popular”, “el sistema de contralor de las cuentas públicas”, “el reconocimiento de las juntas vecinales” y “los principios, declaraciones y garantías de esta Constitución”. Así planteada, es claro que la Carta Orgánica no está pensada para solucionar problemas “domésticos” sino para dar un marco normativo que permita el correcto funcionamiento gubernamental, algo que claramente la Ley 55 no alcanza a garantizar.

En el año 2007, el Concejo Deliberante de Río Gallegos, sancionó la ordenanza declarando la necesidad de dictar la Carta Orgánica y le pidió al Ejecutivo Municipal que llamara a elecciones estatuyentes, cosa que hasta ahora no ha ocurrido.

Para las elecciones de 2011, la Asamblea Ciudadana de Río Gallegos consiguió el compromiso de la mayoría de los candidatos a intendente de que propiciarían el dictado de la Carta Orgánica.

La existencia de una Carta Orgánica podría establecer, entre otras cosas, los alcances y limitaciones de los mecanismos para remover autoridades (evitando conflictos como los actuales) e incluso plantear la revocatoria de mandatos mediante juicio político bajo causales determinadas. Como, por ejemplo, el juicio en contra de los intendentes que fueron acusados por desviación de los fondos para el Programa de Gestión de Residuos Urbanos (GIRSU) en diferentes municipios, inclusive el nuestro en la gestión ex funcionario Raúl Cantín.

La clase política y la ciudadanía en general tiene y debe, avanzar en el dictado de la Carta Orgánica, que le permitirá incluso poder establecer mecanismos modernos de contralor y mejorar así las reglas democráticas del buen convivir, evitando lo que hoy sucede, el tiempo y energías que se concentran más en una cuestión de peleas políticas, que en la demanda social que realmente deben enfrentar los representantes y dar respuestas a los requerimientos de los vecinos de Río Gallegos.

Solicitamos, el cumplimiento de la ordenanza que convoca a elecciones de estatuyentes para la redacción de la Carta Orgánica y crear conciencia sobre el significado e importancia de su sanción. La redacción de la misma es una herramienta muy importante en materia de participación ciudadana porque cuando se redacta participan los ciudadanos, participan las organizaciones, los partidos políticos, para redactar la ciudad que queremos, generando nuestra propia constitución.