Concejal de Río Gallegos pide "medidas estrictas urgentes" ante el brote de coronavirus

El Profesor Leonardo Roquel , quien encabeza el Bloque UCR – UNIDOS del Concejo Deliberante de Río Gallegos expresó su enorme preocupación por el aumento exponencial de casos positivos de Covid 19 que se vienen registrando en las últimas horas.
domingo, 19 de julio de 2020 · 13:14

Indicó que “la situación es muy grave y no es tiempo para vacilar y dudar en las medidas y acciones a tomar, es urgente que se definan los pasos a seguir y que estas decisiones sean lo más estrictas posibles, ya que a las autoridades el manejo y control de este complejo escenario se les está yendo de las manos”.

El Edil indicó que “estamos absolutamente en desacuerdo con las apreciaciones hechas públicas por el ministro de Salud de la Provincia, Dr. Juan Carlos Nadalich; quien ha manifestado que “hay que seguir esperando”;  por el contrario - enfatizó Roquel – es primordial volver a establecer los controles policiales y de las fuerzas de seguridad en las calles, para disminuir drásticamente la circulación de la población y que ésta transite, se mueva de sus hogares, por motivos estrictamente necesarios como la compra de alimentos, remedios y consultas médicas”.

El Concejal Roquel precisó que “queremos sumar y ayudar ante esta situación, por eso a quienes son los responsables de cuidar y preservar la salud de todos los ciudadanos, les aportamos medidas y les sugerimos diversas determinaciones, ya que cuando el virus aún no estaba circulando en la ciudad, los controles en la vía pública eran permanentes y se llevaban a cabo en diferentes zonas de la localidad; y se cumplía rigurosamente el distanciamiento social en el acceso a supermercados y farmacias, entre otros lugares; y hoy que esta enfermedad está prácticamente y sin dudas en función de los casos que se están dando, en la fase de contagio comunitario;  hay que volver nuevamente a ese control estricto”.

“Independientemente de lo que pueda decidir la Provincia y el Municipio - agregó - algunos comerciantes de la ciudad ya han tomado la determinación de resguardarse, haciéndose responsables ellos mismos de controlar la afluencia de personas, acotando horarios o bien cerrando sus puertas para bajar la circulación; así como también muchos vecinos alertas y preocupados, están tomando conciencia, suspendiendo encuentros y reuniones familiares o con amigos. Si gran parte de la población da estos pasos y aplica estas acciones volviendo al aislamiento social preventivo, yendo más allá del distanciamiento que siguen sugiriendo las autoridades, cuanto más las tiene que ejecutar y aplicar el Estado que es el responsable y cumple el rol fundamental de cuidarnos, estableciendo las medidas duras, concretas y estrictas que la ciudadanía está esperando”.